AMLO garantiza elecciones libres en última mañanera antes de la veda

Foto: Gobierno de México

En su última conferencia antes de las elecciones del domingo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que su gobierno garantizará que todas y todos los mexicanos puedan acudir a votar con seguridad y en libertad.

“Estamos revisando lo que se tiene que garantizar para estos días, sobre todo el domingo, que la gente pueda ir a votar con tranquilidad, con seguridad, que de manera libre, sin miedos, sin temores, todos participemos”, expresó el mandatario.

Se pronunció porque “en elecciones limpias, libres, se decida sobre el destino de nuestro país, ¿quiénes queremos que gobiernen en México?, ¿con qué proyecto?, eso ya está bastante claro”.

“Quiero terminar el Gobierno sin represión”

Sobre el plantón de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el Zócalo capitalino, López Obrador dijo que tienen todo el derecho de manifestarse porque México es un país libre, y solo pidió que lo hagan de manera pacífica.

“Todo mundo se manifiesta y tiene libertades para hacerlo, lo único que les pedimos es que no haya violencia, pero todos tienen derecho a expresarse, a manifestarse, vivimos en un país libre”, señaló el jefe del Ejecutivo.

Expuso que, a diferencia de los gobiernos anteriores, él quiere terminar su mandato “sin un solo acto de represión, sin una masacre, sin desaparecidos, con paz, con tranquilidad, sin autoritarismo”.

No caer en provocación

El mandatario acusó que la violencia político-electoral que se registra en puntos focalizados del país tiene que ver con que se establecieron vínculos entre la autoridad y la delincuencia, en sexenios pasados.

En otro tema, agradeció a las y los mexicanos que, dijo, han sido muy respetuosos con él y consideró que su gobierno ha actuado con prudencia para no caer en ninguna provocación de sus adversarios.

“Ya llevo muchos años luchando y evadiendo el acoso, enfrentando a provocadores o dándole la vuelta, no cayendo en provocaciones, no cayendo en la trampa”, pues la política no es confrontación, sino argumentos.