Sol emite llamarada más potente de este ciclo

Imagen de la llamarada solar del 14 de mayo de 2024 a las 12:51 ET captada por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA. Foto: NASAsun

El Sol emitió su llamarada más potente del actual ciclo, en casi diez años, el martes 14 de mayo, que alcanzó su máximo punto a las 10:51 horas, tiempo de la Ciudad de México (12:51 ET), informó la NASA.

Esta llamarada se produce días después de la aparición de auroras boreales en México y otras latitudes en donde jamás se habían visto, generadas por tormentas solares o geomagnéticas que azotaron la Tierra.

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, que revisa el comportamiento del gran astro, capturó una imagen del evento y clasificó esta poderosa explosión de nivel X8.7, ocurrida en la región activa AR3664 del Sol.

Explicó que la clase X señala las llamaradas más poderosas, y la escala de 1 al 9 refiere a la fuerza de estas.

En tanto, este miércoles, se volvió a registrar una fuerte llamarada que tuvo su punto máximo a las 2:37 horas, tiempo del centro de México (4:37 horas ET) y que el Observatorio de Dinámica Solar clasifica como X3.4.

Apagones de radio y luz y fallas en señales de navegación

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) añade que estas erupciones no son frecuentes y que esta tormenta geomagnética es la más fuerte en casi una década.

Pero también aclara, que estos fenómenos aún no van a terminar y prevé que en los próximos días pueda presentarse una aún mayor.

Estas llamaradas solares pueden afectar las comunicaciones por radio con apagones que pueden ir de minutos a horas, las redes de energía eléctrica, las señales de navegación y representar riesgos para las naves espaciales y los astronautas, detalló NOAA.

Y para revisar como este clima espacial puede afectar a la Tierra, la autoridad atmosférica estadounidense recomienda seguir los reportes de su Centro de Predicción del Clima Espacial.

2024 y 2025, en máxima actividad

Juan Américo González Esparza, jefe del Servicio de Clima Espacial del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, señala que estas llamaradas en la superficie del Sol, al liberar grandes cantidades de luz pueden impulsar nubes, que cuando se propagan hacia la Tierra, interactúan con su campo magnético y se producen las tormentas geomagnéticas.

¿Qué tenemos que hacer? Estar monitoreando la actividad del Sol y del medio interplanetario, así como la respuesta del campo magnético de la Tierra” refirió en la conferencia de prensa para dar un reporte sobre “La tormenta geomagnética Día de las Madres” el pasado lunes 13.

González Esparza aclara que aunque estos fenómenos son globales, cada región del mundo tiene características diferentes y por ello cada país debe monitorear las tormentas y sus efectos en la Tierra.

El científico del IGf detalla que pueden afectar en cinco sectores tecnológicos estratégicos: satélites, telecomunicaciones, sistemas de posicionamiento global (GPS), navegación aérea y redes de generación y distribución de energía eléctrica.

Aunque no es posible saber cuándo ocurrirá otra tormenta solar, el Sol se encuentra en su máxima actividad entre 2024 y 2025.