Acusa Brugada que iniciativa del PAN es clasista y busca privatizar el Metro

Brugada metro Foto candidata

Clara Brugada Molina, candidata a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México por Morena-PT-PVEM, rechazó la iniciativa que presentaron los diputados del PAN en el Congreso local para tener tarifas “preferenciales” del Metro, pues consideró que es la antesala de la privatización del servicio y afectaría a 2.5 millones de familias que habitan en la Ciudad de México y 2 millones provenientes del Estado de México.

La candidata señaló que la propuesta que presentaron legisladores del PAN–encabezados por Federico Döring, también coordinador de campaña de su opositor, Santiago Taboada–, es clasista y busca incrementar el costo del transporte a quienes viven más lejos, lo que afectaría principalmente a los que habitan en la periferia, a los más pobres.

Señaló que el PAN propone aplicar tarifas preferenciales, diferenciadas y especiales, considerando las condiciones particulares de grupos específicos de usuarios, así como las distancias de viaje.

“Es decir: subir el precio del Metro, de forma sistemática y permanente, establecer tarifas diferenciadas, para que con discrecionalidad puedan beneficiar a unos y castigar a otros, y establecer costos por kilómetro recorrido. Lo cual implica incrementar el costo del transporte a las personas que viven más lejos y utilizan el Metro en recorridos más largos”, dijo.

A su parecer, esto castigará a los que viven en las alcaldías como: Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Tláhuac, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Xochimilco, Cuajimalpa y Tlalpan.

Recordó que la Ciudad de México tiene el sistema de transporte más barato del país, gracias al subsidio del gobierno que asciende a alrededor de 14 mil millones de pesos al año.

A su parecer, este subsidio es el mayor programa social de la Ciudad de México, que el PAN quiere eliminar y con ello aumentar las desigualdades.

Añadió que la iniciativa establece destinar menos presupuesto al mantenimiento del Metro, por lo que consideró que es evidente que no se tiene un plan de movilidad, sino un plan de negocios.