Activan Fase I de Contingencia en Valle de Toluca y Santiago Tianguistenco

Foto: Medio Ambiente Edomex

El Gobierno del Estado de México activó esta tarde la Fase I del Programa para la Atención de Contingencias Ambientales Atmosféricas en las Zonas Metropolitanas del Valle de Toluca y Santiago Tianguistenco.

En un comunicado, recomendó a la población evitar las actividades al aire libre y usar cubrebocas al salir a la calle, así como reducir el uso de vehículos y acudir a revisión médica en caso de presentar molestias en ojos, garganta y nariz.

A través de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, el gobierno mexiquense explicó que la declaratoria obedece a que a las 10:00 horas de este 13 de mayo se registraron valores máximos de 83, 84 y 76 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de partículas PM2.5 en las estaciones Calimaya, Ceboruco y Toluca.

Y refirió que las concentraciones elevadas se reportaron dese la noche del 12 de mayo y durante la madrugada de hoy. Además se alcanzó un máximo de156 en la estación Tenancingo a las 12:00 horas.

A ello, se añade que el fin de semana el viento generó arrastre de humo emitido por los incendios forestales activos en la porción sur y suroeste del Estado, “lo que generó el incremento de las concentraciones de material particulado”.

De acuerdo con los pronósticos, agrega Medio Ambiente, en las siguientes 24 a 48 horas seguirá la “presencia de nubosidad alta, temperaturas elevadas principalmente en la zona suroeste y noreste del Estado”, con percepción de un ambiente caluroso a muy caluroso.

 

Se suspende producción de ladrillo y mantenimiento a edificios oficiales

Entre las medidas aplicables el tiempo que dure la contingencia, destaca evitar actividades físicas al aire libre y la recomendación a los grupos sensibles de permanecer en espacios cerrados.

También evitar la quema de residuos a cielo abierto, posponer eventos deportivos, culturales o espectáculos masivos programados, y los productores de ladrillo y cerámica deberán suspender actividades.

La Policía de Tránsito estatal y municipal debe agilizar el tránsito vehicular en horas pico y las autoridades suspender mantenimiento a la infraestructura urbana del gobierno.

En cuanto a los servicios, se suspenden actividades de construcción, remodelación, demolición y movimiento de tierras, también las de explotación de bancos pétreos, establecimientos que utilicen leña o carbón y que no cuenten con control de emisiones.