Detención de Manuel Guerrero en Catar, plagada de violaciones a DH: integrante de comité

Señala que Guerrero fue víctima de un modus operandi que la Policía catarí utiliza contra personas de la comunidad LGBTTTIQ+

Crédito: @QatarFreeManuel

La detención de Manuel Guerrero en Catar está plagada de violaciones a los derechos humanos y se requiere la intervención del gobierno de México para lograr su liberación, afirmó la activista Xóchitl Rodríguez.

Integrante del Comité Manuel Guerrero, Rodríguez dijo que la integridad física de Guerrero era una preocupación porque las autoridades cataríes le han negado acceso a los medicamentos antirretrovirales que necesita por vivir con VIH.

Guerrero, quien tiene nacionalidades mexicana y británica, fue arrestado el 4 de febrero en el país ubicado en el golfo Pérsico por su orientación sexual, denunció este martes en México el comité creado para visibilizar el caso y que lleva su nombre.

Según la denuncia, la Policía creó un perfil falso en la aplicación para citas Grindr para concertar un encuentro en el que detuvieron arbitrariamente a Guerrero y le sembraron metanfetaminas para acusarlo de posesión de drogas.

En entrevista con Mexiquense Digital, Rodríguez explicó que Guerrero tenía siete años residiendo en Catar por trabajo y que fue víctima de un modus operandi utilizado por la Policía para arrestar personas de la comunidad LGBTTTIQ+.

Guerrero, quien está en una cárcel de la capital Doha, fue obligado a firmar documentos en árabe sin traductores en inglés o español, ha sufrido torturas, tiene restricciones de comida y agua y recibe peores tratos por ser de la comunidad LGBTTTIQ+, enlistó Rodríguez.

“Todo el caso, como podemos ver, está plagado de violaciones a derechos humanos, de trato inhumano, y eso en sí mismo ya es muy preocupante”, añadió.

Llaman al gobierno de México a actuar

Rodríguez señaló que era preocupante que existan países que criminalicen a la personas LGBTTTIQ+ y que a más de 20 días de la detención de Guerrero no exista una solución clara.

Luego de que el caso se hizo viral en redes sociales, la embajada de México en Catar informó en un comunicado que ha estado atenta al caso, pero indicó que el consulado de Reino Unido era el responsable de las gestiones porque Guerrero registró su residencia en Catar como británico.

La integrante del comité apuntó que la familia de Guerrero tuvo una reunión con la Cancillería la tarde del martes, lo que consideró como un paso para que cuenten con una comunicación con las representaciones diplomáticas en Catar.

Tras la reunión, la Cancillería indicó que se hará “todo lo que esté al alcance” del Estado mexicano para salvaguardar los derechos de Guerrero y su acceso al tratamiento para su salud, además de que “se apelará” a la cooperación internacional para garantizar su integridad.

El hecho de que Guerrero tenga doble nacionalidad y se haya registrado como británico en Catar no exime al gobierno mexicano de actuar, apuntó Rodríguez.

“Es su responsabilidad, este es su país de origen, es una de sus nacionalidades y su familia vive aquí, entonces el piso común mínimo es que siga habiendo este contacto y reuniones para no quitar el dedo del renglón”, señaló.