MÉXICO ES CALIFICADO CON BAJO DESEMPEÑO EN CAMBIO CLIMÁTICO

Expertos señalan que las políticas actuales favorecen los combustibles fósiles. 

Foto: López Dóriga Digital

Ciudad de México, 13 de diciembre de 2023.

Debido a que México no ha fijado un objetivo o un plan para eliminar gradualmente los combustibles fósiles y las acciones para descarbonizar el sector eléctrico son insuficientes, fue considerado entre los países de bajo desempeño frente al cambio climático.

México descendió este año siete posiciones en relación con 2022 al ocupar el puesto 38, de acuerdo con el Índice de Desempeño frente al Cambio Climático 2023 (CCPI por su siglas en inglés), recibiendo un nivel medio en la categoría de emisiones de GEI, muy bajo en energía renovable, alto en uso de energía y bajo en política climática.

El CCPI es publicado anualmente desde 2005 y es una herramienta de monitoreo independiente para rastrear el desempeño de la protección climática de 63 países y la Unión Europea.

De acuerdo con el reporte del CCPI, los combustibles fósiles continúan siendo la principal fuente de energía para la generación de electricidad en México.

Los expertos de México que contribuyeron en el CCPI apuntaron que:

  • Las medidas actuales para descarbonizar el sector son insuficientes
  • Las políticas existentes incluyen objetivos para que un tercio de la electricidad total provenga de fuentes renovables en 2024, pero la expansión de éstas se ha desacelerado. 
  • Identificaron como principal desafío que el gobierno federal en turno no continuó realizando subastas de energía renovable, una herramienta clave para acelerarla.
  • Que México no ha fijado un objetivo o un plan para eliminar gradualmente los combustibles fósiles, y cuyos subsidios aumentaron en 2021 y 2022, principalmente para el petróleo.
  • El refuerzo a Pemex, empresa que prioriza los combustibles fósiles, la compra de una refinería en Texas (Deer Park) y la construcción de otra en Dos Bocas, Tabasco, contradicen la necesidad de eliminar gradualmente este tipo de energéticos, según el análisis. 
  • La deforestación ilegal, ya que, si bien la Ley General para el Desarrollo Forestal Sostenible promueve proyectos de reforestación, carece de una estrategia sostenible de largo plazo. 
  • Que a pesar del objetivo de deforestación cero para 2030, los especialistas afirman que las actividades de producción ganadera, la expansión urbana y los cambios no autorizados en el uso de la tierra impulsan la deforestación y afectan a las comunidades locales.

Pese a todas estas observaciones, los expertos palomean que el gobierno mexicano haya suspendido las rondas petroleras, y destacan avances positivos en materia de eficiencia energética, pues existen políticas para promover requisitos obligatorios de eficiencia en los sectores industrial y de construcción.

En el 2022, México actualizó su compromiso climático Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC), aumentando su expectativa de reducir las emisiones en un 35% en 2030 en comparación con la línea de base y anunciando su compromiso de lograr emisiones netas cero para 2050.

Sin embargo, algunos expertos del CCPI señalan que la implementación no sucede al ritmo requerido porque las políticas actuales favorecen los combustibles fósiles. 

Con información de: Forbes México