INCREMENTO UN 10.21% ANUAL EL NÚMERO DE TARJETAS DE CRÉDITO ACTIVAS EN MÉXICO

Este aumento ocurrió a pesar del incremento en la tasa referencial del Banco de México (Banxico) y los niveles de inflación.

Foto: iStock
México, 04 de noviembre de 2023

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el número de tarjetas de crédito activas en México experimentó un crecimiento del 10.21% anual, alcanzando un total de 34 millones seis mil 416 plásticos al cierre del tercer trimestre del año.

Este dato representa el nivel más alto registrado desde 2010.

Este aumento ocurrió a pesar del incremento en la tasa referencial del Banco de México (Banxico) y los niveles de inflación.

Especialistas financieros atribuyen el aumento de tarjetas de crédito a dos razones principales.

En primer lugar, indican que los bancos se volvieron más agresivos en sus ofertas y promociones para la adquisición de tarjetas, impulsados por una mejor expectativa económica y la creciente competencia de las instituciones de tecnología financiera (fintech).

Estas últimas ofrecen tarjetas con menos burocracia y financiamientos desde dos mil pesos.

Los seis principales bancos en México concentran el 75% de todas las tarjetas de crédito activas, siendo BBVA México, Banorte, Citibanamex, HSBC, Santander y Scotiabank los líderes en este mercado.

En el tercer trimestre del año, estos bancos registraron 25.5 millones de tarjetas.

A pesar del aumento en el número de tarjetas, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reportó que la mayoría del gasto con tarjetas de crédito se concentra en tiendas departamentales y supermercados.

También se destacan gastos en tiendas minoristas, gasolineras, aseguradoras, servicios de entretenimiento y boletos de avión.

Sin embargo, el gasto total con tarjetas de crédito al cierre de septiembre fue de 162.5 mil millones de pesos, con una disminución del 4.8% anual y un monto promedio por operación de 838 pesos.

Especialistas señalan que el crecimiento de las tarjetas de crédito está impulsado, en gran parte, por la mejora en el mercado salarial y laboral, fortaleciendo la capacidad de pago de los mexicanos.

Aunque persisten algunos riesgos, como el aumento en el Índice de Morosidad (Imor), se considera que estos niveles no son preocupantes y son inferiores a los registrados antes de la pandemia del Covid-19.

La expectativa para 2024 es que los servicios financieros continúen creciendo en un entorno de mayores tasas de interés y precios de bienes y servicios.

Con Información de: El Sol de México