ESTÁ CERCA LA TREGUA CON ISRAEL: LÍDER DE HAMÁS

Los milicianos de Hamás mataron a mil 200 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a unos 240 rehenes que fueron llevados a Gaza.

México, 21 de noviembre de 2023.

El líder de Hamás dijo este martes que estaban “cerca de alcanzar” un acuerdo para una tregua en la guerra contra Israel, lo que podría suponer también la liberación de decenas de rehenes tomados por el grupo palestino.

Estamos cerca de alcanzar un acuerdo sobre una tregua”, declaró el líder del movimiento islamista, Ismail Haniyeh, en un mensaje publicado en Telegram.

Según fuentes de Hamás y de Yihad Islámica, otro grupo armado palestino, ambos movimientos aceptaron un acuerdo cuyos detalles deben ser anunciados por Qatar y los mediadores. Israel no reaccionó de inmediato a estas declaraciones.

En su ataque del 7 de octubre contra el sur de Israel, los milicianos de Hamás mataron a mil 200 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a unos 240 rehenes que fueron llevados a Gaza.

Israel, que prometió “aniquilar” a Hamás, respondió con bombardeos incesantes y operaciones terrestres en la Franja de Gaza que, según el Ministerio de Salud de este territorio controlado por el movimiento islamista, mataron a más de 13 mil 300 personas, entre ellas miles de menores.

Qatar, Egipto y Estados Unidos trabajan en un pacto para tratar de liberar a los rehenes tomados por Hamás a cambio de una tregua en la asediada y devastada Franja de Gaza.

El Comité Internacional de Cruz Roja asegura no participar en estas conversaciones, pero su presidenta, Mirjana Spoljaric, se reunió el lunes en Qatar con Haniyeh para “avanzar en cuestiones humanitarias vinculadas al conflicto armado en Israel y en Gaza”.

Nunca hemos estado tan cerca” de un acuerdo, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby. “Estamos confiados. Pero resta trabajo por hacer”.

En la misma línea, se expresó el presidente Joe Biden a la pregunta de si el acuerdo estaba cerca. “Creo que sí”, dijo cruzando los dedos.

Dos fuentes conocedoras de estas negociaciones explicaron a la AFP que el acuerdo tentativo se basa en la liberación de entre “50 y 100” rehenes a cambio de la excarcelación de 300 presos palestinos en Israel, entre ellos niños y mujeres.

El intercambio se realizaría a un ritmo de “10” rehenes israelíes diarios contra “30” prisioneros palestinos y también conllevaría la entrada de comida, asistencia médica y carburante a Gaza y una “tregua humanitaria de cinco días”.

La ONU, que hace semanas que reclama un alto el fuego por motivos humanitarios, estima que la guerra desplazó a casi 1.7 de los 2.4 millones de habitantes de Gaza, sometida también desde el 9 de octubre a un “asedio total” por parte de Israel, que bloquea los suministros de comida, agua, electricidad y medicinas.

Según las dos fuentes cercanas a la negociación, uno de los puntos de desacuerdo es la liberación de rehenes militares.

Hamás se opone a ella, pero Israel defiende el concepto del “reagrupamiento familiar”, es decir, que, si un civil es liberado, los miembros de su familia también deben serlo aunque estén en el Ejército.

La suerte de estos rehenes es una cuestión apremiante para el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu y su “gabinete de guerra”, que se reunió el lunes con familiares de las personas secuestradas.

Netanyahu publicó en la red social X tras este encuentro:

Recuperar nuestros rehenes es una tarea sagrada y suprema y a ella me comprometo. No frenaremos los combates hasta que no hayamos devuelto a nuestros rehenes a sus casas, destruido Hamás y nos hayamos asegurado de que no habrá más amenazas de Gaza”

En la madrugada del martes, las tropas israelíes “continuaban combatiendo” en el norte de la Franja de Gaza, la zona más castigada por la guerra, donde manzanas enteras quedaron reducidas a cenizas.

Fuentes palestinas evocaban tensiones alrededor del Hospital Indonesio, blanco en la víspera de un ataque israelí que, según Hamás, mató a “12 pacientes y familiares” y provocó “decenas de heridos”.

El movimiento islamista acusa a Israel de desplegar “una guerra contra los hospitales”en Gaza, cuyo sector norte apenas dispone de centros médicos operativos.

Las autoridades israelíes argumentan que Hamás emplea estos centros con fines militares y usa a los civiles como “escudos humanos”, algo que el movimiento palestino desmiente.

La canciller indonesia, Retno Marsudi, condenó el “ataque israelí (…) que mató a numerosos civiles y es una violación clara del derecho humanitario internacional”.

Según fuentes hospitalarias locales, más de un centenar de heridos fueron trasladados desde este hospital hacia el complejo Nasser en Jan Yunis, en el sur de la Franja.

Con Información de: AFP