SALUD MENTAL: ESTIGMAS SOCIALES DIFICULTAN ATENCIÓN OPORTUNA

Es importante la alfabetización y sensibilización de la población en relación con la salud mental.

Foto: Gobierno de México
Toluca, Estado de México; 14 de junio de 2023.

La falta de atención oportuna a los problemas de salud mental en el país sigue siendo un tema preocupante debido a los estigmas sociales que rodean a esta área de la salud. Según la directora de la Facultad de Psicología de la UNAM, María Elena Medina-Mora Icaza, la pobreza, las desigualdades sociales y los contextos de violencia son factores determinantes que afectan significativamente la salud mental de las personas.

Durante la conferencia magistral titulada “Salud Mental Comunitaria“, en el marco del Tercer Seminario Permanente Emergencia Social Comunitaria de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, Medina-Mora Icaza enfatizó en la existencia de una brecha en la atención a los pacientes con trastornos mentales en comparación con aquellos que padecen otras enfermedades.

Según la directora, las personas con trastornos mentales todavía enfrentan obstáculos para que se respeten sus derechos humanos, lo que subraya la necesidad de revisar el modelo de atención y garantizar su reintegración a la comunidad. Para abordar adecuadamente las determinantes de la salud mental, es esencial trabajar en conjunto con sectores como el desarrollo social, la educación, el trabajo y la vivienda, además de destinar un presupuesto suficiente.

Foto: Pixabay

Se ha establecido una relación directa entre la pobreza y las enfermedades mentales, ya que la salud mental se ve afectada por factores biológicos, demográficos, constitucionales y diversos aspectos de la vida cotidiana, incluyendo las redes sociales, las condiciones laborales y una amplia gama de factores socioeconómicos, culturales y ambientales.

Conocer y estudiar cuál es ese camino, y determinar cómo la pobreza afecta, tiene mucho sentido porque entonces nos orienta a ver ¿en dónde debemos actuar, en dónde debemos prevenir, en dónde debemos modificar y qué debemos modificar para disminuir el impacto de la pobreza sobre la enfermedad mental?”, puntualizó la universitaria.

Es fundamental conocer y estudiar cuál es el impacto de la pobreza en la enfermedad mental, ya que esto nos orienta hacia las áreas en las que debemos actuar, prevenir y realizar modificaciones para reducir su impacto, enfatizó la experta universitaria.

Para lograr un cambio significativo en la atención a la salud mental, es necesario trabajar en la alfabetización y sensibilización de la población. Esto permitirá disminuir el estigma social que persiste en torno a las enfermedades mentales, así como hacia las personas que se dedican a su atención y las instituciones encargadas de brindar cuidados especializados.

Con información de: Universidad Nacional Autónoma de México