HUELGA MASIVA EN EL TRANSPORTE DEJA PARALIZADA A ALEMANIA

Los trabajadores de los aeropuertos, de las autopistas y de los transportes locales iniciaron a medianoche un paro de 24 horas.

huelga Foto:@gonza111069

Ciudad de México a 27 de marzo de 2023.-

Este lunes comenzó una huelga de un alcance poco común para Alemania paralizando todo el sector nacional del transporte, en medio de un reclamo sindical de aumentos salariales frente a la inflación.

Los trabajadores de los aeropuertos, de las compañías que administran las autopistas y de los transportes locales iniciaron a medianoche un paro de 24 horas.

Esta movilización se inscribe en un contexto de crecientes tensiones sociales en Alemania, donde las huelgas para exigir aumentos de salarios se multiplican desde inicios de año, desde las escuelas hasta los hospitales, pasando por el correo.

A diferencia de otros países europeos como Francia, un movimiento conjunto entre los sindicatos EVG y Ver.di, que representan respectivamente 230 mil trabajadores de las compañías ferroviarias y 2.5 millones de empleados del sector de servicios, es extremadamente raro.

Terreno favorable

Esta “mega-huelga”, como la bautizaron los medios alemanes, afecta un país donde los precios se dispararon desde hace más de un año, con una inflación que llegó a 8.7% en febrero.

EVG y Ver.di exigen más de 10% de aumento salarial. Los empleadores (estados, comunas, empresas públicas) proponen un aumento de 5%, con dos pagos únicos de  mil y mil 500 euros (mil 080 y mil 620 dólares).

En todo el país, el tráfico de los trenes de larga distancia fue suspendido, así como las líneas regionales”, según la empresa Deutsche Bahn.

En la mayoría de los aeropuertos, entre ellos, los principales Fráncfort y Múnich, se anularon los vuelos. En muchas grandes ciudades, los transportes públicos están muy perturbados. En Berlín, la red S Bahn -un conjunto de tranvías y metros- está bloqueada.

Asimismo, la Federación de los Aeropuertos Alemanes (ADV) denunció una estrategia de escalada de las huelgas siguiendo el modelo de Francia, donde las jornadas de movilización contra la reforma de las pensiones se multiplican.

Un conflicto social que no tiene repercusiones es un conflicto social inofensivo”, respondió Frank Werneke, presidente del sindicato Ver.di.

El terreno es cada vez más favorable para las huelgas en Alemania, que se aleja de la cultura de consenso que la ha caracterizado.

Ha habido más huelgas en Alemania en estos últimos diez años que en las décadas anteriores” observa Karl Brenke, experto del instituto económico DIW.

Además, dijo que, con un nivel de desempleo particularmente bajo desde finales de los años 2000, el país sufre una falta de mano de obra que pone “en posición de fuerza” a los sindicatos en las negociaciones.

Desde mediados de los años 2010, los sindicatos lograron imponer aumentos, tras una década marcada por la política de moderación salarial de la era del excanciller Gerhard Schröder (1998-2005), en nombre de la competitividad.

Los salarios reales aumentaron de manera sistemática de 2014 hasta 2021, salvo en 2020 a raíz de la pandemia de COVID-19. La dinámica se rompió con la inflación en 2022, con una baja de 3.1%.

A finales de 2022, cerca de 4 millones de trabajadores alemanes de la industria consiguieron un aumento salarial de 8.5% en dos años, tras varias semanas marcadas por paros.

Con información de: AFP