“PERRO DEL INFIERNO”, NUEVA VARIANTE DE COVID-19

Expertos advierten que esta variante, ligada a omicrón, será mayoritaria a finales de noviembre y principios de diciembre.

Foto: Pixabay

Toluca, Estado de México; 07 de noviembre de 2022.

Desde que se declaró la pandemia por COVID-19, el virus ha acumulado diversas variantes, algunas más peligrosas que otras. Una de las últimas alteraciones que ha llamado la atención por tener un extraño nombre es la BQ.1 o también conocida como “Perro del infierno”.

La subvariante comenzó a ganar terreno en Estados Unidos, pues el 27 por ciento de los contagios registrados al 29 de octubre correspondía a ella, según The Conversation.

Además, se ha identificado su presencia en Reino Unido y en Alemania; el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) clasificó a BQ.1 como una variante de interés.

De acuerdo con AS de España, el 25 por ciento de los contagiados en Francia y el 10 por ciento de los nuevos contagios en Bélgica corresponden a “perro del infierno”.

Foto: Redes

Se prevé que para principios de diciembre más del 50 por ciento de los contagios de COVID-19 sean de ambas variantes, de acuerdo con estimaciones de modelos del ECDC. Mientras que para principios del 2023 podrían ser más del 80 por ciento de los casos.

¿POR QUÉ SE LE NOMBRA PERRO DEL INFIERNO?

El origen de este apodo ha surgido en redes sociales, algunos internautas la han bautizado como “perro del infierno”, haciendo referencia a la mascota de Hades, dios de la mitología griega y que cuida las puertas del inframundo.

Los síntomas de esta nueva variante BQ.1 y sus subvariantes, produce los siguientes problemas de salud:

  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Malestar general
  • Afonía
  • Diarrea
  • Secreción nasal

Expertos advierten que esta variante, ligada a omicrón, será mayoritaria a finales de noviembre y principios de diciembre y podría ser 10% más contagiosa.

Con información de: Grupo Fórmula / Excélsior