PRESENTA BRASIL UN NUEVO CASO DE POLIOMIELITIS DESPUÉS DE 33 AÑOS

Un nuevo caso de poliomelitis en Brasil ha causado preocupación entre los organismos sanitarios del mundo.

Fuente: Twitter (@PulsoRegionalMX)
Toluca, Estado de México; 12 de octubre de 2022.

La poliomelitis, también conocida como polio, es una enfermedad que, desde 1994, fue declarada como erradicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), gracias a la efectividad del sistema de vacunación para combatirla; sin embargo, un nuevo caso surgido este mes en el estado de Pará, Brasil, ha generado preocupación en los principales organismos sanitarios.

Este caso se presentó, después de 33 años de la ausencia de esta enfermedad, en un niño de tres años de edad, quien fue diagnosticado con poliomelitis gracias a un examen de heces realizado por médicos brasileños.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Brasil, declaró que todos los niños y niñas de 1 a 6 años de edad deben recibir la vacuna SPR y, los niños y niñas de 6 meses a 4 años, la vacuna polio oral (bOPV), para estar protegidos contra estas enfermedades en el país.

Fuente: Twitter (@MSaludSantiago)

¿Cuáles son los principales síntomas de la polio?

De acuerdo con la OMS, esta enfermedad afecta principalmente a niñas y niños menores de 5 años. Su sintomatología es muy similar a la de infecciones virales como la gripe, acompañado de náuseas, vómito, estreñimiento, dolor abdominal y diarrea.

Uno de los factores de mayor preocupación sanitaria de la poliomelitis son las afectaciones al sistema nervioso, ya que puede ser causante de parálisis permanente en las piernas o en los brazos. Según la organización, esto ocurre en 1 de cada 200 casos de poliomielitis (1% de los infectados).

Así mismo, la transmisión puede suscitarse de forma directa a través del contacto fecal-oral, es decir, de la boca hacia las partículas en las heces que contienen el virus.

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

Según la OMS, la forma más eficiente de prevenir la poliomelitis es a través de la vacunación desde la infancia, ya que la inoculación puede proteger a la persona de por vida, pero es recomendable que se administre varias veces.

Las dosis sugeridas por la organización deben iniciarse a los 2 meses de edad, con dos dosis más a los 4 y 6 meses, un refuerzo entre los 15 y 18 meses y una dosis extra a los 5 años.

Fuente: Unplash (@cdc)

Con información de: National Geographic y OMS.