PRESENTAS ALGUNO DE ESTOS SÍNTOMAS, ENTONCES TIENES ESTRÉS FINANCIERO

Así lo puedes aliviar.

Toluca, Estado de México, 06 de septiembre de 2022.

Preocuparse por no tener dinero suficiente para lo necesario es normal, pero hay quienes se obsesionan con ahorrar cada centavo, analizan en qué se gasta cada centavo y hasta se imaginan situaciones en las que se pierde todo, a eso se le llama obsesión financiera.

La ansiedad financiera es más que la preocupación general por el dinero, es una ansiedad más profunda y generalizada que hace a una persona obsesionarse con sus finanzas y cómo todo en su vida las afecta, también incluye la sensación de sentirse un fracaso por el lugar en el que se encuentra en la vida.

Este trastorno puede afectar enormemente la salud mental y física, ya que quienes lo padecen pueden sentirse decaídos por las preocupaciones económicas y con un impacto negativo en el sueño, la autoestima y los niveles de energía.

Entre las afectaciones que causa el estrés financiero están:

  • Insomnio u otras dificultades para dormir
  • Aumento (o pérdida) de peso
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Retiro social

Dolencias físicas, como dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, diabetes, presión arterial alta y enfermedades del corazón

Los especialistas señalan que además se pueden presentar adicciones como beber demasiado, abusar de drogas recetadas o ilegales, apostar o comer en exceso, incluso puede conducir a autolesiones o pensamientos suicidas

Por ello se recomienda:

  • Mantenerte al tanto de tus emociones
  • Cuidar tu salud siguiendo una dieta sana y equilibrada; haz ejercicio con regularidad y habla con tu médico si tienes una afección médica preexistente, pues podría agravarse por el estrés
  • Practica una técnica de relajación: tómate un tiempo para relajarte cada día y dale a tu mente un descanso de la preocupación constante. La meditación, los ejercicios de respiración u otras técnicas de relajación son formas excelentes de aliviar el estrés y restablecer el equilibrio en tu vida
  • Duerme lo suficiente: sentirte cansado(a) solo aumentará tu estrés y tus patrones de pensamiento negativos. Encontrar formas de mejorar tu sueño durante estos momentos difíciles ayudará tanto a tu mente, como a tu cuerpo
  • Comparte tus sentimientos con amigos y colegas que te apoyen: identifica a las personas con las que puedes hablar sobre cómo te sientes y que te ayudarán a mantenerte positivo(a)
  • Sé honesto(a) con tu familia: cuéntales sobre la situación económica y cómo podría afectar el presupuesto familiar, entre todos podrían buscar soluciones
  • Elabora un presupuesto: escribe un resumen de tus finanzas y calcula cuánto dinero necesitas para cubrir sus costos.
  • Toma estrategias para resolver problemas financieros como crear otra fuente de ingresos.
  • Sé optimista: aunque no lo parezca ahora, la economía eventualmente se encontrará de nuevo en el lado correcto.

 

Con información de: Forbes