CUBA HOMENAJEA A VÍCTIMAS DEL GRAN INCENDIO DE MATANZAS

Durante días, las 14 víctimas fueron dadas por desaparecidas ante la imposibilidad de acceder a donde se encontraban por las llamas.

víctima Foto:@ComentarioUdeC

Ciudad de México, 19 de agosto de 2022.-

Cuba despidió este día a las 14 personas desaparecidas -dadas por muertas el pasado miércoles- en el incendio industrial de Matanzas, con un homenaje de Estado en el que, asistieron más de 15 mil personas.

Las honras, que cierran dos días de luto oficial, congregaron a una fila incesante de personas que desfilaron por delante de las urnas cinerarias y las imágenes de las víctimas, entre adornos florales y bajo la mirada de algunos familiares, situados en un reservado más atrás.

El acto arrancó a las 10.00 hora local (14.00 GMT) en el Museo de los Bomberos de Matanzas y se prolongó hasta pasadas las 18 horas.

Congregó desde los primeros momentos a vecinos, familiares y amigos de 14 de las 16 personas que fallecieron en el desastre.

Los homenajeados -en su mayoría, bomberos- murieron en una grave explosión en los primeros compases del incendio, provocado tras el impacto de un rayo en uno de los ocho tanques con capacidad de 50.000 metros cúbicos ubicados en el mayor almacén de crudo del país.

Durante días, los 14 fueron dados por desaparecidos ante la imposibilidad de acceder a donde se encontraban por las llamas.

Los restos óseos -más de 700 en total- solo pudieron ser recuperados tras la extinción del incendio.

Los expertos cubanos, tras consultar a referentes internacionales, aseguraron el miércoles que la identificación concreta era “imposible” por el grado de calcinación de los fragmentos hallados en la zona del desastre.

Según el relato de los hechos de las autoridades insulares, las llamas llegaron a alcanzar los 2.000 grados centígrados.

No fue hasta el jueves que el Gobierno cubano dio a conocer los nombres -sin las edades- de los fallecidos.

“Estaba a Punto de Retirarse”

La fila para despedir a los fallecidos -de uno en uno y en silencio, algunos con su uniforme de trabajo, otros con flores- no cesó de discurrir en las siete horas de honras fúnebres, a pesar de la fuerte tormenta que se descargó a primera hora de la tarde.

Tan sólo paraba algunos segundos, con las oraciones de unos, el llanto de otro o la entrega de rosas y claveles, todo ante la atenta mirada de cinco soldados y dos bomberos que escoltaban los féretros por turnos.

Entre los arreglos florales en el lugar se encontraban dos enviados por el expresidente cubano Raúl Castro y el actual mandatario, Miguel Díaz-Canel, respectivamente.

“Hoy el pueblo de Matanzas estará rindiendo sentido homenaje a los caídos en el control y extinción del incendio de la Base de Supertanqueros. Allí estaremos acompañando el dolor de las familias, que también es el de toda Cuba”, escribió en Twitter Díaz-Canel antes del inicio del homenaje.

A las 17.00 (21.00 GMT), el velatorio quedó para las autoridades que participaron en la guardia de honor, con Castro y Díaz-Canel a la cabeza.

Poco tiempo después, partió el cortejo fúnebre, que recorrió las principales calles de la ciudad, y que terminó en el cementerio de San Carlos de Matanzas, en donde se inhumaron los restos en una ceremonia privada con los familiares de los fallecidos.

víctimas
Foto:@ComentarioUdeC

Consecuencias del incendio

Las honras tuvieron lugar a apenas unos kilómetros de la base de grandes depósitos de combustible que ardieron entre el 5 y el 12 de agosto en una zona industrial en las afueras de Matanzas, en el occidente de la isla.

Cuatro de los ocho depósitos de la base ardieron completamente provocando explosiones, llamaradas de varias decenas de metros y una columna de espeso humo negro que alcanzó La Habana, a más de 100 kilómetros.

La base de supertanqueros y el puerto anexo era la mayor instalación de Cuba para recibir y almacenar el crudo importado del extranjero, clave para el funcionamiento de las centrales termoeléctricas (que aportan dos tercios de la generación eléctrica nacional).

El Gobierno cubano no ha hecho una evaluación económica del incendio, considerado ya como el mayor desastre industrial de la historia del país.

Al respecto, Díaz-Canel aseguró en Twitter que en la actualidad “todos los caminos llevan a un propósito” en Matanzas: “revertir los daños materiales”, para lo que “se está trabajando duro sin

Según el Ministerio de Salud Pública, 146 personas resultaron lesionadas en el incendio, 18 permanecen hospitalizadas, algunos en estado grave y crítico, y 16 perdieron la vida.

Con información de: López Dóriga