LEISHMANIASIS: ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD EMITE RECOMENDACIONES

Las principales formas clínicas de la enfermedad afectan a más de 50 mil personas cada año en la región de las Américas.

Foto OPS

Cartagena, Colombia; 05 de agosto de 2022.-

En el marco del Séptimo Congreso Mundial sobre Leishmaniasis, realizado en Cartagena, Colombia, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) publicó recomendaciones actualizadas sobre su tratamiento. Se trata de enfermedades infecciosas desatendidas que en su forma más grave puede causar la muerte de hasta el 90 por ciento de las personas que no reciben tratamiento.

Las leishmaniasis son causadas por parásitos que se transmiten mediante la picadura de insectos flebótomos hembras infectados, conocidos popularmente como chiclera, asa branca, palomilla, mosquito palha, torito, entre otros. Su presencia está directamente vinculada a la pobreza. En las Américas, la enfermedad se presenta en tres formas clínicas: cutánea, mucosa y visceral”, explicó el organismo en un comunicado.

La leishmaniasis cutánea es la más común y es endémica en 18 países de las Américas. En la región se reportan alrededor de 54 mil casos por año, el 80 por ciento de ellos en Brasil, Colombia, Perú, Nicaragua y Bolivia.

Adicionalmente, la gravedad de esta enfermedad aumenta en su forma mucosa, que representa cerca del 4 por ciento de los casos y es severa, dado que puede causar mutilaciones y discapacidades. La visceral, la forma más grave, es endémica en 13 países de la región, con una media de al menos 3 mil 500 casos por año, el 96 por ciento de ellos se registran en Brasil.

Cabe destacar que en 2020 se registró una reducción en el número de casos de las diferentes leishmaniasis; no obstante, dicha disminución puede estar relacionada con la interrupción total o parcial de las actividades de vigilancia por la pandemia de Covid-19.

Nuevas Directrices

En el caso de la leishmaniasis cutánea, se ha eliminado el ketoconazol de las opciones terapéuticas, el número de especies de Leishmania para las que hay evidencia sólida de la eficacia y recomendación fuerte para el uso de la miltefosina ha aumentado de dos a cuatro y la recomendación de administrar antimoniales intralesionales ahora es fuerte”, indicó la OPS.

Mientras que, con respecto a la leishmaniasis mucosa, se incluye una recomendación fuerte sobre el uso de antimoniales pentavalentes con o sin pentoxifilina oral.

Y en relación con la lishmaniasis visceral, la recomendación es fuerte para el uso de la anfotericina B liposomal, mientras que el uso de antimoniales pentavalentes y desoxicolato de anfotericina B ahora es condicional. También hay evidencia contundente en contra del uso de miltefosina en pacientes con leishmaniasis causada por Leishmania infantum”, explicó el organismo internacional.

Otros cambios importantes en las directrices son el desglose de las recomendaciones de acuerdo con la edad de los pacientes adultos o pediátricos, la inclusión de las especies de Leishmania y, en el caso de los pacientes inmunocomprometidos, la introducción de una recomendación fuerte contra el uso de antimoniales pentavalentes.

Con información de OMS.