REVIVEN ÓRGANOS DE CERDOS QUE HABÍAN MUERTO UNA HORA ANTES

Este logro podría ayudar a conservar órganos para trasplantes.

Nueva York, Estados Unidos, 04 de agosto de 2022.

Científicos de la Universidad de Yale han logrado revivir órganos de cerdos que habían sido sacrificados una hora antes, un avance que podría transformar la medicina y beneficiar a personas que necesitan un trasplante de órganos.

La tecnología llamada OrganEx podría aumentar la cantidad de órganos disponibles para trasplantes y dar a los médicos más tiempo para salvar una vida.

Hasta ahora se sabe que cuando el corazón deja de latir, el cuerpo se queda sin oxígeno por lo que los órganos aumentan de tamaño, los vasos sanguíneos colapsan y las células comienzan a morir.

Aunque se pensaba que la muerte celular era rápida y permanente, esta investigación de la Universidad de Yale revierte esta teoría.

“Podemos restaurar algunas funciones de las células, a través de múltiples órganos vitales, que deberían haber estado muertos”, dijo el profesor Nenad Sestan, encargado del estudio.

El método OrganEx emplea varios recursos para lograrlo:

  • Una sangre sintética para transportar oxígeno por todo el cuerpo que no se coagula, por lo que puede navegar por los vasos sanguíneos colapsados ​​dentro del cerdo.
  • Un cóctel de 13 compuestos para interrumpir los procesos químicos que culminan en la muerte de las células (un proceso conocido como apoptosis), y que ayudan a calmar el sistema inmunológico.
  • Un dispositivo para bombear rítmicamente el fluido alrededor del cuerpo para imitar el pulso de un corazón que late.

Los experimentos, publicados en la revista Nature, involucraron a unos 100 cerdos y recibieron aprobación ética antes de aplicarse.

De acuerdo con el reporte, los científicos anestesiaron a los animales y luego detuvieron sus corazones. Después de una hora, los conectaron al sistema OrganEx y les dieron el cóctel restaurador durante seis horas.

Después de este tiempo, los científicos diseccionaron los órganos de los cerdos, como el corazón, el hígado y los riñones, y comprobaron que fueron parcialmente revividos con algunas funciones restauradas, aunque los órganos no funcionaban al mismo nivel que antes de la muerte.

Los científicos indicaron que en un momento de proceso, las cabezas y los cuellos de los cerdos comenzaron a moverse espontáneamente, lo que podría ser una señal de que estaban recuperando alguna función motora, pero no indica ninguna actividad mental por parte del cerdo.

“Creo que la tecnología es muy prometedora para nuestra capacidad de preservar órganos después de que se extraen de un donante”, afirmó el doctor Stephen Latham, director del centro interdisciplinario de bioética de Yale.

El doctor Sam Parnia, director de investigación de cuidados intensivos y reanimación de la Universidad de Nueva York, dijo que el estudio era “realmente notable e increíblemente significativo” y que podría ayudar a explicar los testimonios de experiencias cercanas a la muerte.

“Esto podría hacer que esas personas vuelvan a la vida muchas horas después de la muerte”, agregó.

Con información de: CNN