¿QUÉ ES LA RESILENCIA Y CÓMO NOS AYUDA?

Estas son las características de las personas con resilencia.

Foto: Redes

Toluca, Estado de México, 22 de julio de 2022.

Las circunstancias difíciles de la vida o los traumas nos permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que desconocíamos hasta ese momento, en el que no tenemos otra opción más que ser fuertes y no dar marcha atrás.

A estos se le llama resilencia, una virtud que consiste en superar y adaptarte a momentos adversos, con la confianza de que saldrás adelante a pesar de todo.

Los psicólogos definen a la resilencia como la capacidad que tiene el ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, la manera de cómo superar y sobreponerse al dolor emocional de los acontecimientos desestabilizadores o traumas a los que la vida les expone.

Las rupturas amorosas, las dificultades económicas, los proyectos fracasados, entre otros, son situaciones de las que pensamos que no podremos salir, pero al paso del tiempo nos damos cuenta que solo eran pruebas para demostrar lo fuerte que somos.

Una persona con buena resiliencia, se expondrá a este tipo de acontecimientos graves de una forma más sana, siendo capaz de sobreponerse y de adaptarse al suceso expuesto, saliendo de éste fortalecido y en ocasiones transformado.

¿Crees que tienes resilencia? Entonces checa estas características que, de acuerdo con los psicólogos, son las que caracterizan las personas resilentes:

  • Tienes inteligencia emocional, es decir, conoces tus emociones y sabes manejarlas, pero también puedes identificar y comprender las emociones ajenas.
  • Tu autoconocimiento es muy desarrollado: eres consciente de tus capacidades y límites; eso te permite plantearte objetivos realistas.
  • Eres tolerante y flexible ante los cambios, pues sabes que muchas veces son inevitables. Gracias a ello, afrontas los problemas con mayor confianza y creatividad.
  • Eres optimista y ves a los obstáculos como oportunidades para aprender y crecer en todo sentido.
  • Te sientes dueño(a) de tu destino, por lo tanto, tienes iniciativa, paciencia y perseverancia para lograr lo que te propones.
  • Sabes comunicar tus inquietudes para sentirte comprendido y reconfortado, sin dejar que tu ego interfiera.
  • Buscas rodearte de gente con varias de estas características, puesto que formar un equipo de personas resilientes es fundamental para cumplir proyectos en común.

Las ventajas de la resiliencia es que las personas tienen una mayor autoestima, buscan su salud física y mental; son exitosas dentro y fuera de su profesión, tienen menos riesgo de sufrir depresión y más facilidades para salir de ella.

Aunado a ello, sus relaciones con pareja, familia y amigos son mejores.

Foto: AFP Hábitat

¿Qué hacer para tener resilencia?

  • Conoce tus límites: Explora a fondo tus capacidades y así podrás plantearte metas retadoras, pero al mismo tiempo realistas.
  • Celebra tus triunfos: Será bueno para tu autoestima y para motivarte a ir por más, sin rendirte ante los reveses que se presenten.
  • Relaciónate: Recuerda que la resiliencia no es innata, necesitas relacionarte con tus amigos y colegas para recibir feedbacks y vivir experiencias que fortalezcan tu capacidad para empatizar, conectar, adaptarte y manejar conflictos.
  • Aprende de los errores y rechazos: Sacar lecciones de errores propios y ajenos te ayudará a prevenir futuros problemas y ser más optimista ante las adversidades.

 

*Con información de: afphabitat.com