¿QUÉ ES EL FINTECH Y POR QUÉ LAS EMPRESAS LO ESTÁN IMPLEMENTANDO EN MÉXICO?

Fintech hace referencia a un sector en rápido crecimiento que se orienta a los intereses de los consumidores y a las empresas.

Foto: Flickr
Toluca, Estado de México, 04 de julio de 2022.-

De acuerdo con datos del Banco Mundial, la economía digital equivale al 15.5% del PIB mundial, lo que ha permitido que las empresas realicen procesos de transformación digital para abarcar un mayor mercado y penetración en lugares donde nunca hubiesen pensando operar sus negocios.

En los últimos años en México todos los intermediarios financieros regulados —unos con mayor capacidad y potencia que otros— han transitado cada vez más hacia el ofrecimiento de servicios financieros digitales enfocados en el cliente, pero se han enfrentado con que no siempre la innovación es una aliada de la regulación.

Ejemplo de lo anterior ha sido la evolución que han tenido las empresas de tecnología financiera que operan en el país bajo el amparo de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech).

¿Qué es fintech y por qué es el futuro de las finanzas?

Fintech es un sector integrado por empresas que utilizan la tecnología para mejorar o automatizar los servicios y procesos financieros. El término fintech hace referencia a un sector en rápido crecimiento que se orienta a los intereses de los consumidores y a las empresas.

Desde la banca móvil a las compañías de seguros, pasando por las aplicaciones de inversión, la tecnología financiera se ha convertido en una industria enorme que seguirá aumentando en los próximos años según diferentes informes, que aseguran que el apoyo y adopción de esta tecnología por parte de los bancos tradicionales será decisivo, ya sea adquiriéndolas o asociándose con el objetivo de lograr, por fin, la mentalidad digital que necesitan para que sus empresas sigan siendo viables.

Objetivos de las empresas fintech

La industria bancaria se enfrenta a una transformación inevitable tanto por la importancia de reinventarse como por el cambio de hábitos de la sociedad en los últimos años. La aparición de nuevos players, como las empresas fintech, han provocado que las compañías más tradicionales deban enfrentarse a nuevos retos para no terminar desapareciendo. Entre los objetivos de las empresas fintech podemos destacar:

  • Posicionarse como servicios financieros novedosos
  • Añadir valor sobre los servicios financieros existentes
  • Simplificar procesos financieros que ahora requieren de demasiados intermediarios
  • Lograr una eficiencia mayor a nivel de costes
  • Volver más accesibles los productos financieros y trabajar su transparencia
  • Ofrecer mejores solucionas a las personas mediante las posibilidades de la tecnología

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), el sector Fintech (Instituciones de Tecnología Financiera) hoy representa el 0.9% del capital del sistema bancario, lo cual nos dice que, a pesar de que el inicio ha sido alentador, estamos apenas en la punta del iceberg de lo que estas entidades reguladas están por hacer.

El sector de instituciones de tecnología financiera que ofrecen medios de pago, créditos al consumo o rondas de inversión se encuentra en un proceso de consolidación en México; sin embargo, es necesario que las autoridades continúen con el proceso de regulación en el segmento para evitar riesgos futuros a los consumidores, de acuerdo con Banxico.

El sector fintech se encuentra en una etapa de dinamismo, con un crecimiento en el número de empresas e inversión, en medio de un proceso de consolidación de la industria. Su participación es positiva… La coyuntura actual representa riesgos y oportunidades para este sector que se adapta rápidamente a las circunstancias; sin embargo, es importante que, en el ámbito de competencia, las autoridades lleven a cabo una adecuada supervisión, teniendo en cuenta la protección al consumidor”, afirmó el banco central.

Precisó que las empresas de tecnología financiera han tenido un acelerado desarrollo y pueden contribuir a mejorar ciertos servicios que ofrecen las instituciones bancarias tradicionales, y si bien, aún es un sector pequeño, su interacción con el sistema financiero “podría tener implicaciones para la estabilidad financiera”.

Apuntó que hay ciertas empresas que otorgan servicios tecnológicos, pero que no solicitaron operar como instituciones de tecnología financiera y operan bajo la figura de sociedades anónimas de capital variable y otras figuras legales como sociedades financieras de objeto múltiple.

Las fintech han tenido un acelerado desarrollo en México y pueden contribuir a mejorar ciertos servicios; sin embargo, es importante dar seguimiento a los servicios que otorgan, tanto para evitar arbitraje como detectar cualquier riesgo en su operación”, refirió el banco central.

El uso de las nuevas tecnologías puede abrir riesgos al sistema financiero “en áreas donde los nuevos participantes no cuentan con la experiencia que las instituciones tradicionales han desarrollado a lo largo de los años”.

Con información de Forbes | iebschool.com | La Jornada