MURIÓ PETER SCOTT-MORGAN, EL PRIMER CYBORG DE LA TIERRA

Un enfermedad neurona lo llevó a rediseñar su cuerpo con robótica hasta convertirse en un cyborg.

Foto: The Guardian

Reino Unido, 17 de junio de 2022.

El científico británico Peter Scott-Morgan, quien ganó fama mundial al convertirse en el primer cyborg de la Tierra, murió a los 64 años de edad, por una enfermedad neurodegenerativa rara y mortal que padecía.

La familia del científico informó a través de las redes sociales del deceso de Morgan.

“Peter ha fallecido en paz rodeado de su familia y de sus seres más queridos. Estaba increíblemente orgulloso de todos los que le apoyaron, y de su visión de cambiar la forma en que la gente ve la discapacidad”, reza una breve nota publicada en el perfil de Scott-Morgan en Twitter.

A principios de este año la salud Scott comenzó a deteriorarse, incluso sus ojos ya no se cerraban, lo que le causó resequedad y que desapareciera el seguimiento que realizaban los ojos.

La enfermedad, que le fue diagnosticada en el 2017, dañó las neuronas motoras (MND, por sus siglas en inglés).

Con el propósito de prolongar su vida, el especialista en robótica experimentó con su cuerpo, sometiéndose a una serie de complicadísimas intervenciones quirúrgicas para reemplazar sus capacidades físicas por equivalentes artificiales.

Diseñó un avatar realista para expresar sus emociones antes que los músculos de su rostro dejaran de funcionar, lo que le permitió mantener conversaciones utilizando un lenguaje corporal basado en inteligencia artificial.

Con una tecnología de seguimiento ocular autoaplicada, Scott podía controlar varias computadoras a la vez solo con los ojos. Hablaba por medio de un sintetizador de voz, ya que había perdido el habla tras someterse a una laringectomía para evitar que la saliva entrara a los pulmones debido a su enfermedad.

Un tubo en el estómago para la alimentación, un catéter en la vejiga y una bolsa de colostomía en el colon para retirar los desechos le ayudaban a conservar cierta independencia.

Su doctorado en robótica le dio los conocimientos necesarios para crear una silla de ruedas especial que le ayudaba a ponerse en pie y a acostarse.

La total transformación que lo hizo un cyborg culminó en el 2019, dos años después de haber sido diagnosticado con la enfermedad, y pasó a ser conocido como Peter 2.0.

Junto a su esposo Francis, Scott-Morgan creó una fundación empeñada en promocionar el uso de la inteligencia artificial, la robótica y otros sistemas de alta tecnología para transformar la vida de las personas «restringidas por edad, mala salud, discapacidad u otra condición física o mental».

En abril de 2021, el especialista en robótica dejó su legado al publicar sus memorias, un libro titulado «Peter 2.0».

La vida del científico fue plasmada en un documental llamado “Peter: The Human Cyborg” que salió al aire en 2020 y que muestra cómo y cuáles fueron las adaptaciones que el científico británico hizo a su cuerpo para poder continuar demostrando algunas expresiones, así como mantenerse de pie y no tener tantas limitaciones propias de la enfermedad.

*Con información de: clarin.com y semana.com