GUSTAVO SANTAOLALLA, ARQUITECTO DETRÁS DE LOS MEJORES DISCOS DEL ROCK LATINOAMERICANO

Productor detrás de míticas bandas como Café Tacvba, Molotov, Divididos o Los Prisioneros y solistas como Juanes.

Foto: Wikimedia/Alejandro Jofré
Toluca, Estado de México, 14 de junio de 2022.-

El compositor, músico y productor argentino Gustavo Santaolalla es arquitecto detrás de grandes canciones del rock latinoamericano en las últimas tres décadas.

Productor detrás de míticas bandas como Café Tacvba, Molotov, Divididos o Los Prisioneros y solistas como Juanes; asimismo, es uno de los personajes más reconocidos y laureados entre distintas ceremonias internacionales, incluidos los premios Grammy.

Ganador de 16 Grammy Latino y dos Grammy estadounidenses, productor de un centenar de discos y poseedor también de dos Óscar, dos BAFTA y un Globo de Oro por sus trabajos para el cine, Santaolalla, sigue activo en su estudio de Los Ángeles pese a la pandemia.

Su carrera profesional en música empezó en 1967 cuando tenía dieciséis años y fundó el grupo Arco Iris, una banda argentina que amalgamó rock y música tradicional de Latinoamérica en cooperación con el rock nacional.

La banda también era parte de una comunidad de yoga guiada por Danais Wynnycka (llamada Dana) y su compañero Ara Tokatlian. Gustavo quería escapar de los requisitos estrictos de Dana (que prohíbe carne, alcohol, drogas, y especialmente el sexo) y dejó el grupo en 1975.

Un año después, formó Soluna, donde tocó con el pianista y cantante Alejandro Lerner y su novia de ese entonces: Mónica Campins. Juntos grabaron sólo un álbum: “Energía Natural”, con Charly García, Mauricio Veber y Rody Ziliani como invitados, en 1977.

Posteriormente se fue a Los Angeles, donde adoptó un sonido de rock and roll y también tocó con su banda Wet Picnic (con un miembro anterior de Crucis, Aníbal Kerpel). Sus viajes a Argentina eran sobre todo para producir el álbum de León Gieco (“Pensar en Nada” 1980).

“Santaolalla” es el primer álbum solista del músico de rock argentino Gustavo Santaolalla, lanzado en 1982.

También en la década del 90 publicó nuevas producciones en solitario: G.A.S. (1995) y Ronroco (1998). Este último fue un disco de temas instrumentales, tocados principalmente con el instrumento andino que le da el título.

Al final de los años 90s comenzó su carrera como compositor de bandas sonoras para películas, como “Amores Perros”, “21 Gramos” o “Diarios de Motocicleta”.

En 2001 funda la banda de tango electrónico Bajofondo.

La música de la película Brokeback Mountain le otorgó su primer Premio Oscar en 2006, y el tema “A Love That Will Never Grow Old” ganó el Globo de Oro como Mejor Canción.

En 2007 recibe su segundo Premio Oscar por la música del film “Babel”.

Durante los años siguientes continuó componiendo músicas para películas argentinas y extranjeras y llevándose premios y reconocimiento por su impecable labor.

En 2014 lanza “Camino”, un álbum compuesto por canciones instrumentales.

En 2017 edita “Raconto”, álbum en el que Santaolalla plasma diferentes momentos de su carrera musical, pero de una forma actual. Con este material recorre Argentina llevando el show “Desandando el Camino”. Este año compone la banda de sonido del documental dedicado a la vida y obra de Eric Clapton.

En 2020 participó como invitado en la reunión de Soda Stereo para la gira Gracias Totales.

Recientemente puso a rockear a más de uno en la Carpa VL del Vive Latino 2022 con temas como “A solas” y “Quiero llegar”.

Con información de www.eluniverso.com | www.cmtv.com.ar | Sopitas