UNAM ALERTA POR “SEVERISIMA” SEQUÍA EN GRAN PARTE DE MÉXICO

Búrquez, investigador del Instituto de Ecología de la UNAM, dijo que el país está pasando por un “severísimo” problema de sequía.

sequía Foto:@IrradiaTam

Ciudad de México, 24 de mayo de 2022.-

Para el investigador, Alberto Búrquez Montijo del Instituto de Ecología de la UNAM, en la Estación Regional del Noroeste, en Hermosillo, Sonora, señaló que en México está a travesando por un severísimo problema de sequía, ocasionado en gran parte por el fenómeno de La Niña.

La sequía es un problema gravísimo a muchos niveles, sobre todo en el económico, y a eso se le conoce como una sequía hidrológica y agrícola. Es un fenómeno relacionado con la percepción de la escasez de agua relativa para diferentes actividades”, dijo.

En este momento nuestro país está pasando por un severísimo problema de sequía. Las lluvias han estado por debajo del valor promedio en gran parte del país. Esto se debe a que estamos transitando por un fenómeno de La Niña, que representa un periodo de mayores precipitaciones donde en el sureste, donde el agua sobra y hay severas inundaciones, mientras que en el resto del país en este periodo tenemos severos problemas de disponibilidad de agua”, agregó.

Búrquez Montijo apuntó que el problema se acentúa en los estados del norte de la República Mexicana, donde  la falta endémica de agua se suma los años consecutivas por la falta de lluvias.

Hay gravísimos problemas en la gran mayoría de los estados del norte, en los cuales ha habido una precipitación por debajo de los valores normales. El asunto es que en esas regiones tenemos una persistente aridez y una endémica falta de agua durante periodos muy largos del año y esto se traduce eventualmente, si lo ligamos a actividades productivas, lo percibimos como problemas de sequía”, explicó.

El experto de la Instituto de Ecología de la UNAM recomendó la población llevar a cabo acciones para ahorra el vital líquido.

sequía
Foto:@RubenGMA

Hay muchas cosas que se pueden hacer a nivel individual: ahorrar agua, no regar los jardines, buscar actividades que requieran menos agua, promover el desarrollo hacia industrias que no requieran tanta agua y trasladarlas a las áreas hacia donde hay mayor disponibilidad del agua, reusar las aguas negras y las aguas grises, darles un tratamiento y reinyectarlas a los acuíferos, que están sobre explotados”, apuntó.

Con información de López-Dóriga Digital