GUARDERÍAS DEL IMSS ALERTARON POR EL VIRUS COXSACKIE ¿QUÉ ES Y CUÁLES SON SU SÍNTOMAS?

Guarderías ubicadas en la zona de Metepec pertenecientes al IMSS colocaron un aviso dirigido a usuarios.

Foto: Instagram / Vital Health
Toluca, Estado de México, 17 de mayo de 2022.-

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una alerta por posibles casos de virus Coxsackie, colocando avisos en sus guarderías para la detección de signos o síntomas en menores.

Guarderías ubicadas en la zona de Metepec pertenecientes al IMSS colocaron un aviso dirigido a usuarios y personas autorizadas.
Se les informa que tenemos salas aisladas por casos de Coxsackie (mano, pie, boca), si detectan algún signo o síntoma por favor reportarlo a fomento”, indica el cartel.

Hasta el momento, la administración de la delegación correspondiente no ha dado a conocer más detalles, por lo que padres de familia se encuentran en la incertidumbre de saber qué es lo que ocurre con este virus.

Un Coxsackie es un padecimiento del que poco se habla, pero del que se tiene que tener cuidado en menores; esta enfermedad de manos pies y boca, es causada comúnmente por el virus Coxsackie A 16 y algunos otros virus pertenecientes a la misma familia.

¿Qué es el virus Coxsackie?

El virus Coxsackie A16 pertenece a la familia Picornaviridae y lleva el nombre de la ciudad en Nueva York donde se aisló por primera vez.

Es el causante de la enfermedad de manos, pies y boca, la cual es común en bebés, niños de entre 5 y 10 años, pero en algunas ocasiones se puede presentar algunos adolescentes y adultos jóvenes.

El virus Coxasackie provoca llagas y sarpullido precisamente en manos, pies y la boca, incluso pueden convertirse en ampollas.

Síntomas

Salpullido rojo en las manos y pies que puede convertirse en ampollas, e incluso aparecer en otras zonas como el área genital. Así como llagas en la boca. Fiebre. Dolor de garganta. Malestar general. Falta de apetito.

La enfermedad se contagia principalmente mediante secreciones de la nariz y garganta, ampollas y heces de personas infectadas; es decir, mediante el contacto físico o la exposición como saludos de beso, estornudos o tos.

Se propaga con mayor facilidad durante la primera semana tras el contagio de una persona. Es común que dicha enfermedad se propague mucho más durante el verano y se extiende hacia principios de otoño.

Tratamiento 

No hay tratamiento específico, la enfermedad remite en pocos días sin tratamiento. Es recomendable hidratar al niño y en caso de haber úlceras en la boca evitar bebidas ácidas pues pueden causar dolor.

Con información de AND 40