CELEBRAMOS EL DÍA MUNDIAL DEL TACO CON UNA RECOPILACIÓN DE LA COMIDA TÍPICA DE MÉXICO

La gastronomía del país azteca guarda en su menú una vasta variedad de platillos.

Foto: Piqsels
Toluca, Estado de México, 29 de marzo de 2022.-

Este jueves 31 de marzo el taco celebra su día y que mejor que en México, en la que el taco sirve para desayuno, para comida y por supuesto, para cenar un viernes al salir del trabajo, eso sí, siempre acompañada de una salsa verde de guacamole o roja, como decida el público.

En el marco de este día te traemos una recopilación de la comida típica de México y sus diferentes variantes.

La gastronomía del país azteca guarda en su menú una vasta variedad de platillos. Sin embargo, algunas de las cosas que enriquece más la cultura gastronómica de México es la tradición que encierra su preparación, desde el cultivo de los productos.

Aunque dentro de la gastronomía mexicana existen platillos típicos como el pozole, el mole, los Chiles en Nogada, las Tlayudas, la Cochinita Pibil, entre otros, cada región, estado e incluso familia, tiene su toque a la hora de preparar un platillo, sin embargo, los ingredientes que unen las diferentes variantes de la cocina mexicana y que no faltan a la hora de preparar un platillo según su región son el maíz, los frijoles y el chile.

Platillos típicos de México

Nuestro país se caracteriza por ser una nación muy alegre y colorida, eso viene plasmado en su vestimenta típica, en sus calles y también en su comida, pues al ver los platillos típicos de México se puede notar la variedad de tonalidades mezcladas.

De hecho, el 16 de noviembre de 2010 se reconoció la gastronomía mexicana como Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO, ya que es un conjunto de tradiciones y cultura invaluables para el mundo.

Dentro de la gastronomía mexicana podrás encontrar platillos exóticos y tradicionales; aquí te dejamos una lista con de platillos que no pueden faltar en la cocina mexicana.

1. Pozole

Este platillo tiene registros desde la época prehispánica, el cual era preparado por los antiguos aztecas, quienes utilizaban la carne de cautivos para la realización del mismo.

Por supuesto, actualmente ya no se utiliza esta carne, sino la de pollo o puerco.El pozole es un caldo con granos de maíz, y dependiendo de la región puede ser blanco, verde o rojo. Existen al menos unas veinte variedades de pozole.

2. Mole

El mole tiene sus orígenes en el mundo prehispánico y se ofrecía como ofrenda a Moctezuma (emperador del Imperio Mexica).

Existe aproximadamente una variedad de más de 100 moles; pero el más típico es el mole negro. Éste se caracteriza por tener muchos ingredientes, entre los que destacan el chocolate, almendras, y al menos cuatro variedades de chile: pasilla, chipotle, mulato y ancho.

El más popular es el mole poblano, que proviene de Puebla como su nombre lo indica. En cada estado del país este platillo se prepara de distintas formas.

3. Cochinita pibil

Este platillo proviene del estado de Yucatán y se prepara con carne de cerdo deshebrada adobada en achiote y se acompaña con salsa morada con chile habanero picado.

El picor del habanero y la acidez de la cebolla morada son un manjar para el paladar que le da un toque único a la cochinita pibil. Se puede servir en panuchos o en tortilla.

4. Chiles en nogada

Los chiles en nogada fueron hechos para conmemorar las fiestas patrias, pues una leyenda cuenta que para celebrar la Independencia de México, unas monjas prepararon un alimento que llevara los colores del ejército Trigarante: verde, blanco y rojo.

La receta de los chiles en nogada está pensada con base de un chile poblano y de relleno puede ser carne de cerdo o res, acompañado jitomate, cebolla, ajo, frutas de estación, nueces, almendras, piñones y diversas especias.
Se acompaña de una salsa hecha de nueces de castilla y al momento de servirlo se adorna de perejil y granada.

5. Enchiladas

Cómo no probar estas delicias mexicanas que son un rico platillo que no debes perderte. Su origen data de las civilizaciones precolombinas de Mesoamérica y algunos historiadores relatan que su encuentro se dio en el México independiente cuando Miguel Hidalgo, Vicente Guerrero y José María Morelos viajaban por el territorio mexicano.

La preparación de las enchiladas está hecha a base de tortilla frita y se rellenan de pollo, se cubren con salsa, ya sea roja o verde, y se acompañan con cebolla, crema y queso.

6. Tacos de adobada y asada

¿Se puede hablar de platillos típicos de México sin mencionar los tacos? No lo creemos.

Es un alimento que puede tener hasta 60 variaciones, lo que evidencia la importancia del taco dentro de la cultura de nuestro país y la versatilidad que tiene.

La tortilla de maíz soporta cualquier tipo de relleno: carne, pollo, pescado, puerco, todas las clases de queso y granos, el universo de verduras y nunca puede faltar el chile.

7. Aguachile

Se dice que es originario de Sinaloa, un estado cuya principal frontera es la costa del Pacífico mexicano. Este platillo es famoso por su picor debido al tipo de chile que se usa para prepararlo.

Básicamente es un caldo elaborado con frutos redondos y pequeños que se dejan secar y marinar junto con chiles chiltepines para que absorban su sabor y picante característico. Sus ingredientes principales son el camarón, cebolla, pepino, limón, agua y por supuesto el chile.

Sin embargo, existen 3 tipos diferentes, que dependen de la región donde sean consumidos. Existe el tradicional de Sinaloa, el mestizo con más agua, sal y pimienta y, el contemporáneo que mezcla diferentes ingredientes y colores, y se puede degustar en cualquier región de México.

8. Cóctel Vuelve a la vida

Su nombre hace referencia a la Resurrección de Jesús de Narazet, ya que es consumido, más que todo, en épocas de Cuaresma.

Es preparado de maneras distintas dependiendo del estado donde se haga, pero como factor común contiene langostinos, camarones, ostiones y pulpo. Realmente admite cualquier tipo de fruto de mar o marisco.

Es muy popular en Veracruz, donde además de los ingredientes antes mencionados, lleva erizo, lo que lo convierte en un platillo típico de México exótico y afrodisíaco.

9. Huevos rancheros

Es un desayuno tradicional de los jornaleros en los ranchos de todo México; pero gracias a su sabor y simplicidad tiene reconocimiento internacional y en cualquier parte del mundo se les conoce.

Son huevos fritos con rodajas de chile rojo, jitomate, cebolla y, en algunos casos, con diferentes tipos de queso, encima de tortillas de maíz y frijoles fritos, acompañado con aguacate.

10. El guacamole

Quizá no es un platillo típico de México en sí, es decir, es más una salsa que un plato. Pero gracias a su versatilidad y sabor es necesario ponerla en esta lista.

Es tan universal que sirve para salsear cualquier tipo de comida, desde unos totopos hasta un pedazo de carne. Tiene como ingrediente base el aguacate y el chile verde o serrano, ambos componentes originarios de nuestro país.

Además, es tan antigua que su historia se remonta a la época precolombina. La leyenda dice que el guacamole fue creado por el mismo Quetzalcóalt.

11. La birria

Popular del estado de Jalisco, la birria es preparada a base de carne de borrego, chivo o carne de res. Tradicionalmente es elaborada en un horno de tierra, donde la carne es bañada con salsa de chiles y especias, entonces es tapada con hojas de maguey por unas horas hasta que esté listo.

En muchos locales y establecimientos de comida puedes encontrar una versión de la birria echa en horno de leña o a gas.

12. Guacamaya

Se trata de un platillo típico de León, Guanajuato, ideal como botana, entremes o entrecomidas. Es un bolillo o pan francés relleno de chicharrón, que es la piel de cerdo dorada en manteca dentro de cazos de cobre. También, lleva chiles, generalmente serranos o árbol y mucho jitomate.

Por otro lado, existen variantes de guacamaya que llevan aguacate, picadillo o requesón, entre muchos ingredientes, pues es una preparación muy flexible.

Tradicionalmente, el bolillo que se utilizará para este platillo debe estar dorado y crujiente. Por ese motivo, se abre de un lado y se extrae todo el migajón, para después rellenar con el chicharrón, la salsa de preferencia y el resto de los ingredientes.

13. Carnitas michoacanas

Las carnitas michoacanas son una de las mejores representaciones culinarias del estado de Michoacán. Han sido preparadas desde el siglo XVI, durante la época de la colonización española, cuando introdujeron el puerco a la dieta de los habitantes locales.

El cerdo es freído en su propia grasa en un cazo grande de cobre y es movido con una gran pala de madera que evita que el cocinero tenga que acercarse mucho al fuego. Se utiliza un trinchador junto a una coladera, para atrapar y escurrir los pedazos de carne que se van sacando del cazo.

Su sabor es único porque tiene el toque milenario del freído en la grasa del cerdo, junto a condimentos y especias de Michoacán.

14. Quesadillas

Se trata de uno de los antojitos clásicos de la cocina mexicana. No importa si vives en Ciudad de México, Oaxaca, Guadalajara, Monterrey o cualquier otro rincón del país, se trata de un delicioso manjar que seguro has disfrutado toda tu vida.

Se cree que las primeras versiones de quesadilla se prepararon en Veracruz y luego se extendieron al centro de México. Este antojito, que va o no con queso dependiendo de la región, fue el resultado de la integración entre las costumbres culinarias de nuestros pueblos originarios y la cultura española de los conquistadores.

Además de queso, pueden rellenarse con chicharrón con frijolitos, pimiento asado con otros vegetales, pico de gallo y crema, champiñones con huitlacoche, flor de calabaza y, prácticamente, todo lo que quieras.

15. Barbacoa

Tradicionalmente, en México la barbacoa ocupa carne de borrego, que es enterrada y envuelta en pencas para su posterior coacción a fuego lento, durante unas 4 o 5 horas.

Esta preparación, ideal tanto para banquetes de celebraciones especiales como para una rica comida de fin de semana, suele servirse junto a tacos y picadillo de cebolla y otros vegetales.

También, resulta ideal acompañarla de un humeante y delicioso consomé de garbanzos. La barbacoa es reconocida como un platillo típico de Hidalgo, que ha extendido su popularidad a todo México. No obstante, algunas referencias históricas atribuyen su origen a Michoacán.

16. Tacos al pastor

Es una de las mezclas más placenteras y deliciosas entre los platillos típicos de México, que genera una explosión de sabores inigualable.

Desde la década de los 20, con la llegada de migrantes libaneses a México, este plato está presente en la gastronomía del país.

Es una especie del tradicional shawarma libanés, que incluye, generalmente, vinagre, carne de cerdo, distintas especias típicas de México y, por supuesto, tortilla de maíz.

La sustitución de la carne de cordero por la de cerdo y del pan árabe por la tortilla de maíz fue lo que permitió la adaptación de este platillo al paladar mexicano.

En 2019, la guía gastronómica Taste Atlas eligió a este platillo como el mejor del mundo.

17. Chiles rellenos

Es uno de los platos gourmet de la cocina mexicana, gracias a su preparación sofisticada que brinda resultados suculentos.

Está formado por piezas enteras de chile, que son asadas en lumbre o utilizando un comal. Una vez asados, son pelados y se extraen las semillas. Se rellenan de distintos ingredientes, dependiendo de la región y las preferencias del chef o los comensales.

Entre los ejemplos más suculentos de este platillo encontramos:

• Chile relleno de queso en caldillo de jitomate
• chile relleno de camarones y flor de calabaza
• chiles rellenos de frijol y queso envuelto con tocino;
• chiles jalapeños rellenos de atún;
• y, por supuesto, chiles en nogada.

18. Carne a la tampiqueña

Es una receta de fácil preparación y, como buen ejemplo de platillos típicos de México, de excelente y particular sabor.

Este platillo fue creado hace más de 80 años en un restaurante de Ciudad de México llamado Tampico Club, en honor a Tampico, Tamaulipas, el lugar de origen de sus Chefs y propietarios, los hermanos José y Fidel Loredo.

La carne a la tampiqueña se prepara con tiras de aguayón, muy delgadas y sin aplanar, y lleva, usualmente, chiles anchos, jitomate, queso asadero, aguacates y limones, entre otros ingredientes que también son muy populares en otras preparaciones de nuestra gastronomía.

*Con información de: corbuse.edu.mx