FOMENTAN TURISMO RESPONSABLE Y EL CUIDADO DE ZONAS NATURALES

El Parque Estatal “Hermenegildo Galeana” es un espacio para conectar con la naturaleza.

Foto: Especial
Tenancingo, Estado de México; 9 de marzo de 2022.

La Secretaría de Cultura y Turismo en conjunto con la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf) invitan a visitar el Parque Estatal Ecológico, Recreativo y Turístico “Hermenegildo Galeana”, que conecta con la naturaleza y fomenta la conservación, preservación y cuidado de la riqueza natural de la entidad mexiquense.

Este Parque se ubica en el municipio de Tenancingo, a 80 kilómetros de la Ciudad de México y 36 kilómetros de la ciudad de Toluca. Es un espacio digno de admirar por su variada vegetación, ya que por todos los rumbos tiene vistas panorámicas, barrancas y alturas que proporcionan recreación y esparcimiento físico y mental.

En un espacio de 340.37 hectáreas, las y los visitantes pueden realizar senderismo, acampar o disfrutar de actividades recreativas al aire libre y visitar los manantiales de aguas cristalinas.

Además, el parque cuenta con instalaciones y servicios de juegos infantiles, canchas deportivas, casa club, cabañas, sanitarios y vigilancia.

Conforme a información de la Cepanaf, la vegetación del sitio permite la recarga y regulación del ciclo hidrológico, disminuye la erosión del suelo y reduce el riesgo de inundaciones, así como la regulación de la temperatura, permite la conservación de diversas especies y purifica el aire.

Durante 2021 construyeron en el Parque dos albergues del Centro de Conservación y Reproducción del lobo gris mexicano, único en el país que cuenta con un observatorio ideal para su contemplación.

Además, se trabaja con el proyecto denominado “Hábitat Nocturno”, el cual consiste en identificar refugios de murciélagos.

Después de disfrutar del Parque Estatal Ecológico, Recreativo y Turístico “Hermenegildo Galeana”, las y los visitantes pueden recorrer los diversos invernaderos y ranchos, donde pueden apreciar y comprar selectas flores como rosas, tulipanes, crisantemos, gladiolas, gerberas y claveles, entre otras.

Foto: Especial

Si de turismo religioso se trata, en estas fechas de cuaresma, se puede visitar el Cristo Rey de 30 metros de altura y de 21 por 9 metros en la base. La pieza es obra del Arquitecto Héctor Morett y se inauguró en 1985. Desde ahí se puede admirar el valle de Tenancingo.

Artesanalmente, Tenancingo destaca por la elaboración de los tradicionales rebozos de algodón que trabajan con creatividad y talento artesanas y artesanos, a través del telar colonial o el de cintura u otate, por lo que es imperdible adquirir esta joya artesanal mexiquense, reconocida a nivel nacional e internacional.

Con información de: Comunicado