¿POR QUÉ NO DEBERÍAS HACER LOS PAGOS MÍNIMOS DE TU TARJETA DE CRÉDITO?

A la larga los montos y los intereses que pagarás se pueden volver interminables.

Foto: Pixabay
Toluca, Estado de México, 24 de enero de 2022.-

Las fiestas decembrinas terminaron y tal vez se te haya pasado un poco la mano con las compras. Si eres de los que cuentan con una tarjeta de crédito, también es probable que hayas recurrido a ella. Liquidar las deudas puede convertirse en un martirio, por lo que algunos tarjetahabientes optan por pagar sólo el monto mínimo, sin embargo, esto puede convertirse en una bola de nieve.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer el impacto para tus finanzas personales y familiares pagar solo el monto mínimo y las ventajas al pagar más. Estos son los puntos más relevantes.

¿Qué es el pago mínimo de la tarjeta de crédito?

De acuerdo con Banco de México, el pago mínimo es un porcentaje del total de la deuda a pagar por el uso de la tarjeta y las cuotas pendientes del mes. El pago mínimo de la tarjeta de crédito es de entre el 2% y 5% del saldo total, este porcentaje dependerán de la entidad bancaria y del gasto realizado.

¿Qué pasa si pago el mínimo de mi tarjeta?

Con el pago mínimo evitas que tu tarjeta de crédito quede inhabilitada, el cobro de intereses moratorios (aunque sí pagarás intereses ordinarios), cargos por falta de pago y no afectas tu estatus crediticio. En este sentido, ante una situación financiera delicada, optar por el pago mínimo antes que el cese del pago resulta la acción adecuada.

Pero aquí viene lo negativo si haces del pago mínimo una práctica recurrente, a la larga los montos y los intereses que pagarás se pueden volver interminables, muy pesados e incluso en casos extremos, volverse impagables. Esto quiere decir que, al hacerlo mes a mes, la deuda con la entidad bancaria no sólo se extenderá en el tiempo, sino que además acumulará intereses.

Recomendaciones para evitar deudas con la tarjeta de crédito

Recuerda, el manejo del crédito es una responsabilidad. Esta bien si recurres a el de vez en cuando, pero no deberías convertirlo en una rutina, porque te terminará costando miles de pesos en intereses, ya que tendrás dificultades para pagar los saldos durante bastante tiempo. Si recurrir al pago del saldo mínimo de tu tarjeta de crédito es inminente, considera las siguientes recomendaciones:

  • Paga el mínimo sólo en caso de emergencia y cuando no puedas cubrir un poco más, con ello no afectará tu historial y evitarás intereses moratorios.
  • Si tus deudas son altas y la única opción es pagar los mínimos, es recomendable refinanciar tu deuda con otro crédito más barato, a menor tasa anual.
  • Antes de recurrir a esta medida debes saber cuánto tiempo te tomará liquidar tu deuda con los pagos mínimos y la tasa de interés anual de la tarjeta.
  • Si sólo depositas el mínimo pones en riesgo tus finanzas, pues la deuda se te puede acumular y te sería más difícil liquidarla, y en caso de una emergencia, ya no podrías disponer de este medio de pago.
  • Si depositas más de la cantidad que te solicitan, te ayudará a saldar más rápido tu deuda y pagar menos intereses.
  • Usa la calculadora de pagos mínimos de la Condusef, cuantifica el impacto (tiempo y costo) que resulta de pagar sólo el mínimo, en tu caso particular. Esto pudiera ser una motivación al ver cuánto podrías llegar a pagar, te motivarás a hacer un esfuerzo extra y tratarás de abonar la mayor cantidad posible.

En caso de problemas, acércate a tu entidad financiera o, en su caso, llama al Centro de Atención Telefónica (CAT) de la Condusef. Teléfono: 55 53 400 999 o envía un correo a asesoria@condusef.gob.mx .

*Con información de: Expansión