“EL FINAL DE LA PANDEMIA ESTÁ CERCA”, ASEGURA UN ESTUDIO

El documento advierte que después de la variante Ómicron el coronavirus se convertirá otra enfermedad periódica.

documento Foto:@soldezacatecas

Ciudad de México, 21 de enero de 2022.-

Un estudio, mustra una luz de esperanza que detalla el avance de la variante Ómicron en el mundo, pero al mismo tiempo adelanta el final de la pandemia por SARS-CoV-2. Investigación que fue realizada por Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de Estados Unidos, quien fue el encargado de realizar el artículo científico basado en los últimos guarismos y referencias de diferentes organismos vinculados a la investigación de los efectos del COVID-19.

La prestigiosa revista científica The Lancet, dio a conocer el informe en el que se destaca que, según “estimaciones basadas en los modelos del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME), alrededor del 17 de enero de 2022 había 125 millones infecciones por Ómicron por día a nivel mundial, cifra que representa 10 veces el pico de la variante Delta en abril de 2021”.

Los datos subrayan que la onda Ómicron está llegando inexorablemente a todos los continentes y que el nivel de infección, según el informe, sugiere que más del 50% del mundo será infectado con Ómicron entre el final de noviembre de 2021 y finales de marzo de 2022.  “Las infecciones han aumentado más de 30 veces desde finales de noviembre de 2021 al 17 de enero de 2022”, agrega el especialista.

Debido a que la proporción de casos, asintomáticos o leves, han aumentado en comparación con la variante SARS-CoV-2 anterior, la tasa global de detección de infecciones ha disminuido en todo el mundo del 20 al 5 por ciento.

Asimismo, el estudio destaca que, comprender la carga de Ómicron depende crucialmente de la proporción de infecciones asintomáticas: “Una revisión sistemática basada en la variante anterior del SARS-CoV-2 apunta a que “el 40 por ciento de las infecciones eran asintomática. La evidencia sugiere que la proporción de infecciones asintomáticas es mucho mayor para Ómicron, alrededor del 80 o 90 por ciento.”

Otros datos obtenidos de la encuesta de infección de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) del Reino Unido, estiman una prevalencia puntual de contagios positivos con una infección del 85 por ciento en Inglaterra, cifra alcanzada el pasado 6 de enero de 2022.

El Hospital de la Universidad de Washington Medical Center en Seattle, determinó que las personas sin síntomas con COVID-19 en el país vecino, no superó la cifra del dos por ciento durante toda la pandemia, pero superó el 10 por ciento de casos en la semana del 10 de enero de 2022. Además de la proporción mucho mayor de infecciones asintomáticas, en los Estados Unidos, la proporción de hospitalizaciones por COVID-19 ha disminuido en aproximadamente un 50 por ciento% en la mayoría de los Estados, en comparación con los picos anteriores.

El estudio confirma que la proporción de pacientes con COVID-19 en hospitales, que requieren intubación o se están muriendo, ha disminuido entre un 80 y 90 por ciento en Canadá y Sudáfrica.

Christopher Murray, concluye que los impactos de futuros contagios del SARS-CoV-2 en la salud, serán menores “debido a la exposición anterior al virus; a vacunas regularmente adaptadas a nuevas variantes; al advenimiento de los antivirales” y a las medidas sanitarias vigentes como el uso de barbijo y el distanciamiento físico. “El COVID-19 se convertirá en otra enfermedad periódica que los sistemas de salud y las sociedades tendrán que gestionar”, advierte el especialista y concluye: “Después de la variante Ömicron, volverá el COVID-19 pero no la pandemia”.

Los picos máximos de la Ómicron

El estudio plantea que la nueva variante, parece alcanzar su punto máximo en 3 a 5 semanas después que comienza el aumento exponencial de casos notificados. A partir del 17 de enero de 2022, los contagios de la Ómicron alcanzaron su punto máximo en 25 países y en 19 estados en de Norteamérica.

Se espera que el pico Ómicron ocurra en la mayoría de los países entre segunda semana de febrero de 2022. Para marzo de 2022, una gran proporción del mundo habrá sido infectado con la Ómicron. El informe señala que “con aumentos continuos en la vacunación; el uso en muchos países de una tercera dosis; y con altos niveles de inmunidad adquirida en personas que han sido infectada; en poco tiempo los niveles globales de inmunidad deberían estar en su punto más alto, luego, habría en el mundo bajos niveles de transmisión del virus.

Con información de: Tiempo Argentina