COVID-19 NO SOLO CAUSA DAÑOS PULMONARES SINO TAMBIÉN CEREBRALES

El patógeno podría ingresar a las neuronas.

Foto: Biotech
México, 21 de enero de 2022.

Aunque el síndrome respiratorio agudo severo del SARS-CoV-2 se considera un patógeno respiratorio, el cuadro de complicaciones para el organismo también afecta al sistema nervioso, reveló un estudio publicado por la revista Science.

Las complicaciones neurológicas incluyen confusión, accidente cerebrovascular y trastornos neuromusculares, los cuales se manifiestan durante la fase aguda de COVID-19, indica el artículo Consecuencias en el sistema nervioso del COVID-19.

Cuando una persona se contagia de coronavirus, es posible que tenga problemas de concentración, dolor de cabeza, trastornos sensoriales, depresión e incluso psicosis durante meses después de la infección, esto “como parte de una constelación de síntomas que se denomina ‘Long Covid’. Incluso los jóvenes con enfermedad inicial leve pueden desarrollar síndromes neuropsiquiátricos agudos de COVID-19 y problemas a largo plazo.

Los informes iniciales de síndromes neurológicos que acompañan al COVID-19 describieron cambios en el nivel de conciencia o disfunción cognitiva, debilidad y dolor de cabeza en pacientes hospitalizados que podrían atribuirse a cualquier enfermedad aguda grave con trastornos respiratorios y metabólicos”, señala el artículo.

Derivado de un estudio llevado a cabo en pacientes hospitalizados en Reino Unido, se identificó que las afecciones neurológicas más comunes presentadas fueron: anosmia (pérdida del olfato), accidente cerebrovascular, delirio, inflamación cerebral, encefalopatía, síndromes psiquiátricos primarios y síndromes de nervios periféricos.

Los científicos alertaron que las observaciones de lesión neuronal en casos agudos de COVID-19 plantean la posibilidad de que la infección pueda acelerar o desencadenar el desarrollo futuro de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

“Se necesitan ensayos de intervención basados en estos descubrimientos para determinar enfoques para reducir o revertir los efectos del COVID-19 en el sistema nervioso que experimentan un gran número de personas en todo el mundo”, precisó el estudio.

Con información de: El Financiero