MASA DE AIRE POLAR CAUSARÁ DESCENSO DE TEMPERATURAS EN EL CENTRO DE MÉXICO

Ciudad de México, 10 de enero de 2021.

Este lunes, el frente frío núm. 21 se extenderá sobre el oriente de México y gradualmente sobre el sureste mexicano, lo que generará lluvias puntuales intensas en Puebla, Veracruz y Oaxaca, que podrían generar encharcamientos, deslaves o inundaciones en zonas bajas, lluvias puntuales muy fuertes en Tabasco y Chiapas, chubascos y lluvias fuertes en entidades del oriente y sureste de México, incluido el norte de la Península de Yucatán, así como lluvias aisladas en el centro del país.

La masa de aire polar asociada, producirá marcado descenso de las temperatura y rachas fuertes de viento sobre entidades de la Mesa del Norte y la Mesa Central, así como evento de “Norte” muy fuerte a intenso en el litoral del Golfo de México y el Istmo de Tehuantepec, mismo que estará acompañado de oleaje elevado en las costas de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco, además del Golfo de Tehuantepec.

Asimismo, se presentarán condiciones favorables para la caída de nieve o aguanieve en cimas montañosas por arriba de los 4,000 msnm del centro y oriente del territorio nacional (Estado de México, Tlaxcala, Puebla y Veracruz).

Por otra parte, un vórtice de núcleo frío y el ingreso de humedad generado por la corriente en chorro subtropical, ocasionarán descenso de temperatura, rachas fuertes de viento y lluvias aisladas en el noroeste de la República Mexicana, con posible caída de aguanieve o nieve en las sierras de Sonora y Chihuahua.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informa que en el Valle de México habrá ambiente frío a muy frío con probables heladas al amanecer en zonas altas de la región, así como ambiente templado durante el día.

Se espera cielo nublado con lluvias aisladas en la Ciudad de México y el Estado de México.

La temperatura mínima para este día en el Estado de México será entre 0 y 2°C, y la máxima de 17 a 19°C; en tanto que en la CDMX se espera una temperatura mínima de 7 a 9°C y máxima de 18 a 20°C.

El pronóstico del clima indica que hay probabilidad para la caída de aguanieve o nieve en cimas montañosas del Estado de México, por arriba de los 4,000 msnm.