AVANCES Y LOGROS EN PRO DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

En muchas ciudades del mundo se busca concienciar y reflexionar sobre el respeto que se debe tener hacia todos los seres del planeta.

Foto: Redes
Toluca, Estado de México, 10 de diciembre de 2021.-

Este 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, pero también desde 1997 se celebra por parte de diversas organizaciones y asociaciones de protección animal el Día Internacional de los Derechos de los Animales.

En muchas ciudades del mundo se busca concienciar y reflexionar sobre el respeto que se debe tener hacia todos los seres del planeta, dando así valor a la famosa frase de Mahatma Gandhi cuando dijo que un país o civilización se puede juzgar en la forma en la que tratan a sus animales.

Los derechos de los animales han evolucionado a lo largo del tiempo, tomado gran importancia para todo el mundo.

A pesar de los grandes avances en esta materia, estos no resultan suficientes para garantizar el pleno bienestar de los animales. Desafortunadamente hoy en día existen muchos animales que son víctimas de maltrato, y esta creciente preocupación por la reiteración de estas acciones ha llegado a cuestionar el actuar de los seres humanos para con el resto de los seres vivos, especialmente si de tolerancia y respeto se trata.

Frente a este panorama, en el ámbito internacional diversos instrumentos contemplan dentro de sus textos, normativas relativas a la protección y la desaprobación del maltrato animal.

La Declaración Universal de los Derechos de los Animales señala en su artículo 3, que ningún animal será sometido a malos tratos ni actos crueles, y si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

Asimismo, advierte en su artículo 8 que la experimentación animal que implique sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como toda otra forma de experimentación.

Finalmente, en el artículo 14 establece que los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben ser representados a nivel gubernamental y los derechos deben ser definidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.

Asimismo, la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) reconoce la importancia de la fauna silvestre que se manifiesta de diferentes formas, constituyendo un elemento irremplazable en los sistemas naturales del planeta.

Este texto normativo pretende ofrecer una protección general para las especies de animales no domésticos que por su condición natural migran por diferentes países, traspasando los límites de jurisdicciones nacionales y quedando desprotegidas por la ausencia de normas de protección en determinados territorios.

Por su parte la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituya una amenaza para su supervivencia.

Actualmente esta Convención regula el comercio internacional de más de 35 mil especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial.

Adicionalmente el Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía establece que el hombre tiene la obligación moral de respetar a todas las criaturas vivas, y teniendo presentes las especiales relaciones existentes entre el hombre y los animales de compañía, asimismo estipula que la base de dicho convenio radica en estar conscientes de que las condiciones en la tenencia de animales de compañía no siempre permiten promover su salud y bienestar, por lo que un objetivo primordial del Convenio es alcanzar que una actitud y unas prácticas comunes básicas, determinen una conducta responsable por parte de los propietarios de animales de compañía.

En la actualidad, existe una propuesta de acuerdo intergubernamental, aun no aprobada por la Organización de las Naciones Unidas, la cual se denomina “Declaración Universal sobre el Bienestar Animal (DUBA). Esta Declaración fue concebida por la Sociedad Mundial para la Protección Animal WSPA y busca orientar la acción de los gobiernos para ampliar el conjunto normativo de derechos para la protección de los animales. Esta iniciativa aún se encuentra bajo el examen de las Naciones Unidas, y se prevé que de aprobarse, alcanzaría una protección animal mucho más extensa que la declaración de 1978.

Igualmente se puede resaltar la gran actividad del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que promueve activamente el desarrollo sostenible a partir de la imposición directrices que favorecen a las especies animales y actúa como catalizador, promotor, educador y facilitador para promover el uso racional y el desarrollo sostenible del medio ambiente mundial.

Evidentemente el marco jurídico internacional en materia de protección animal, cumple un papel fundamental para que los gobiernos adopten y establezcan las disposiciones pertinentes en la materia y avancen en la protección de los derechos de los animales, asimismo, permite garantizar las condiciones mínimas de vida animal, a través del respeto y empatía por todas las especies.

La lucha por los derechos de los animales requiere de un compromiso constante de los gobiernos y de la sociedad, pues situaciones como el maltrato y la crueldad animal, constituyen actos deplorables que tiene que ser erradicados a través de la creación de una cultura de valores enfocados en el bienestar de todos los seres vivos.

El bienestar animal representa sin duda una lucha que hasta nuestros días sigue vigente y que es encabezada principalmente por grupos protectores de los derechos de los animales, que gracias a sus esfuerzos y amor por ellos, han hecho posible su protección en diversas partes del mundo.

*Con información de: diainternacionalde.com | senado.gob.mx