CUARTA EDICIÓN DEL FESTIVAL DE TEATRO SENSORIAL POR LA INCLUSIÓN

A casi dos años de su última edición presencial, regresó a su esencia, al contacto con el público.

Foto: Redes
Toluca, Estado de México, 3 de diciembre de 2021.-

La inclusión de la discapacidad es condición esencial para el respeto a los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la paz y la seguridad. También es una cuestión clave para cumplir con la promesa de “no dejar a nadie atrás” de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida.

En el marco de este día hablaremos del Festival de Teatro Sensorial por la Inclusión que, a casi dos años de su última edición presencial, regresó a su esencia, al contacto con el público con experiencias inmersivas, conciertos sensitivos con personalidades como Roco Pachukote, fundador de la agrupación Maldita Vecindad, y puestas en escena con actores con alguna discapacidad auditiva o visual.

Esta edición se centra en el tema de la inclusión, que ha sido clave para este encuentro, y la compañía anfitriona Sensorama, pero ahora no solamente enfocado a artistas con alguna discapacidad o participación del público, sino reflexionando acerca de “abrirnos a cualquier proceso de vida que hay en el planeta”, destacó el director del encuentro, Demian Lerma.

Para ser coherente con el tema de la inclusión, dentro del programa hay puestas en escena hechas por personas con alguna discapacidad, que son artistas con un alto nivel de profesionalismo y tiene una forma de ver la realidad distinta que es necesario mostrar, como las compañías Teatro Ciego y Seña y Verbo.

Componen la programación seis obras de teatro (Cazar panteras, Construyendo la carne, ¿¡Quién te entiende!?, Negrata de merda, Burlesque mi amor y Las hijas de Aztlán), cuatro conciertos sensoriales, y talleres que giran alrededor de la conciencia de género, y que los puede tomar cualquier persona.

El festival inició el 19 de noviembre y terminará el 5 de diciembre; se lleva a cabo en Centro Cultural El Hormiguero, Foro Bellescene, El 77. Centro cultural autogestivo, Huerto Roma Verde, Fundación el manantial I.A.P. del Parque ecológico de Loreto y Peña Pobre, además el espacio escénico Sensorama y todas las actividades son gratutias.

Con información de: díainternacionalde.com | La Razón de México | El Universal