TAMBIÉN EL PETRÓLEO CAE POR TEMOR A LA NUEVA VARIANTE DE COVID

Los precios del crudo se desplomaron unos 10 dólares por barril.

Foto: El Ceo
México, 26 de noviembre de 2021.

Los precios del petróleo se desplomaron unos 10 dólares por barril el viernes, su mayor caída diaria desde abril de 2020, ya que una nueva variante del Covid-19 asustó a los inversores y se sumó a la preocupación de que un excedente de oferta pueda aumentar en el primer trimestre.

El petróleo cayó, al igual que los mercados de renta variable, por el temor a que la variante pueda frenar el crecimiento económico y la demanda por combustible.

Gran Bretaña y los países europeos han restringido los viajes desde el sur de África, donde se detectó la variante, mientras los investigadores trataban de averiguar si la mutación era resistente a las vacunas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha designado la nueva variante como “preocupante”, según el ministro de Salud sudafricano.

El petróleo Brent caía 9.21 dólares, o un 11.2%, a 73.02 dólares por barril a las 1651 GMT. El crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) bajaba 10.10 dólares, o un 12.9%, a 68.29 dólares el barril, tras la festividad del jueves de Acción de Gracias en Estados Unidos.

Ambos contratos se encaminaban a su quinta semana de pérdidas y a sus mayores caídas en términos absolutos desde abril de 2020, cuando el WTI cotizó con un precio negativo por primera y única vez.

Los operadores estaban pendientes de si el crudo estadounidense se asienta por debajo de los 70 dólares el viernes, un soporte técnico para el mercado.

La respuesta obvia a una nueva variante preocupante es volver a restringir los viajes internacionales, lo que es mortal para el complejo petrolero”, dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está siguiendo la evolución de la nueva variante del coronavirus, afirmaron fuentes, y algunos expresaron su preocupación por el hecho de que pueda empeorar las perspectivas del mercado del petróleo a menos de una semana de una reunión para fijar la política de producción.

Con información de: Forbes