1 DE CADA 3 MUJERES TRABAJADORAS DESTINA MÁS DEL 75% DE SU SUELDO AL HOGAR

63% de encuestados piensa que las mujeres no tienen tantas oportunidades laborales solo por su género.

Foto ITESO

Ciudad de México; 24 de noviembre de 2021.-

De acuerdo con los resultados de la encuesta “Participación de las mujeres en el mundo laboral.  Manifestaciones de desigualdad”, realizado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM), la violencia hacia la mujer constituye un impedimento para su desarrollo pleno y su ambiente laboral es un espacio donde no se perciben condiciones y oportunidades igualitarias.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se conmemora este 25 de noviembre, la UVM realizó el estudio. Entre los hallazgos más importantes destaca que, en el terreno laboral, la participación de las mujeres es vista como un hecho muy positivo para la economía del país (53%) y aún más favorable se considera el impacto que su trabajo tiene en la economía familiar (62%).

Imagen Pixabay

Sin embargo, aunque existe el reconocimiento de lo próspero que resulta la incorporación de las mujeres al mercado laboral y más del 90% coincide en que son confiables al dirigir negocios familiares o grandes empresas (95%), también se tiene la percepción de que existe un panorama hostil hacia ellas: 63% está de acuerdo con que las mujeres no tienen tantas oportunidades en el trabajo solo por su género y la mitad de los encuestados estima que no cuentan con tantas oportunidades como los hombres para ocupar un puesto directivo.

Además, según los resultados del estudio, entre las mujeres que trabajan, 37% señaló que destina más del 75% de su paga a los gastos del hogar.

Foto Pixabay

En tanto que, la posibilidad de crecer profesionalmente (14%) o ganar independencia (11%) se perciben como beneficios de tener un empleo, mientras que tener un ingreso (55%) es entendido como el mayor de todos.

El estudio académico resalta cómo, para las mujeres que no tienen una actividad pagada, el no contar con un ingreso propio genera una condición de dependencia económica y por tanto, de vulnerabilidad frente a su pareja, lo que puede eventualmente convertirse en violencia económica.

De hecho, la familia es considerada un factor que dificulta la carrera profesional de una mujer, así lo cree el 51% de los encuestados; mientras que el 34% señala como un factor a la pareja; el 39%, a la cultura o al clima dentro de la empresa; 21%, a “las inseguridades” o personalidad de la mujer y el 17% estima se debe a la formación profesional.

La relación maternidad y vida laboral ha representado distintos retos en materia jurídica, social e individual. 46% de los encuestados concuerda con que la maternidad frena el desarrollo de una mujer; 81% opina que las mujeres sienten temor de perder su empleo si se convierten en madres y 84% considera que las mujeres pueden experimentar temor de no regresar a trabajar después de un embarazo”, indica la UVM en un comunicado.

La maternidad, la familia y los cuidados implican una actividad cotidiana en el día a día de las mujeres; sin embargo, para aquellas dedicadas a las actividades del hogar consideran que la familia valora poco (27%) o no valora (25%) este trabajo.

Con información de UVM.