ASÍ PUEDES CUIDAR A TUS MASCOTAS EL FRÍO

Foto: El Periódico

Ciudad de México, 19 de noviembre de 2021.

Las bajas temperaturas ya comenzaron a relucir estos días, por lo que es importante extremar el cuidado de nuestros animales de compañía para protegerlos de enfermedades respiratorias.

Para ello, es importante destinarles un espacio donde puedan resguardarse del frío para que no se enfermen.

Aunque muchos afirman que los animales no necesitan abrigo porque su pelaje los ayuda a enfrentar las inclemencias del tiempo; sin embargo, las mascotas sí pasan frío, por lo que se debe cuidar especialmente a los animales cachorros, enfermos o ancianos.

En los perros y gatos ancianos es común que sufran de problemas articulares, como la artrosis a nivel lumbar, enfermedades que siempre empeoran con el frío intenso, por eso es de suma importancia abrigarlos en esta época.

Los animales enfermos y los cachorros también son más sensibles a los cambios de temperatura, ya que su sistema inmunológico está debilitado, por lo que es importante que lo mantengas en un ambiente cálido.

De acuerdo con médicos veterinarios, se debe considerar que el frío no afecta de igual manera a los perros que tienen una gruesa capa de grasa y pelaje bien tupido, que a los de pelo corto que sufren más con las inclemencias del tiempo.

Por ello es importante mantenerlos activos y no suspender los paseos diarios, pero hacerlos a horas de menos frío y cubiertos con chalecos o suéteres para que no sientan tanto el cambio de temperatura de la casa a la calle.

La Secretaría de Gestión Integral (SGIRPC)de la CDMX recomienda a los dueños de las mascotas:

  • No cortar demasiado su pelo en época de otoño o invierno
  • Realiza un chequeo general y verificar que cuenta con sus vacunas al día
  • Ejercítalo en casa
  • Coloca si es necesario abrigos, capas y suéteres
  • La nutrición es fundamental para que puedan producir más energía para soportar el frío
  • Limita los baños a un mínimo posible y de preferencia usar un champú para baño en seco
  • No los dejes a la intemperie.
  • Proveerlos de un espacio seco y cálido, que los proteja del frío
  • Revisar que las mascotas tengan las condiciones necesarias para mantener su temperatura corporal
  • Y mantener la hidratación.

Con información de: La Silla Rota