LA COMIDA RÁPIDA AFECTA LAS HORMONAS DESDE LA NIÑEZ

Foto: Cairotimes24

Ciudad de México, 5 de noviembre de 2021.

Además de contener en exceso sodio y grasas saturadas, la comida rápida también contiene sustancias químicas que pueden alterar las hormonas.

Un estudio publicado por la Universidad de George Washington en Estados Unidos, reveló que muchos alimentos como las papas a la francesa, nuggets, burritos y hamburguesas con queso de algunas cadenas americanas de comida rápida, contienen unas sustancias químicas denominadas ftalatos, que podrían alterar las hormonas de los consumidores especialmente los niños.

Los ftalatos son un tipo de disolvente que da flexibilidad a materiales como el plástico, estos están considerados como una sustancia química que altera el sistema endocrino e interfiere con hormonas como la testosterona y el estrógeno; otra sustancia química que podría causar un daño a largo plazo, son los plastificantes que en algunos casos están surgiendo como sustitutos de los ftalatos.

“Descubrimos que los ftalatos y otros plastificantes están muy extendidos en los alimentos preparados disponibles en las cadenas de comida rápida. Un hallazgo que significa que muchos consumidores están obteniendo un lado de los químicos potencialmente nocivos junto con su comida”, indicó Lariah Edwards, autora principal del estudio y postdoctora científica de la Universidad de George Washington en los Estados Unidos.

En otro estudio realizado por la misma universidad, se analizó el consumo de comida rápida, y se encontró que las personas que consumían más comidas rápidas tenían niveles más altos de ftalatos.

 

Dicho estudio analizó 64 artículos de comida rápida de diferentes restaurantes, encontrando que:

El 81% de las muestras de alimentos estudiadas contenían un ftalato llamado DnBP y el 70% contenía DEHP que son productos químicos los cuales se han relacionado en numerosos estudios con la fertilidad y los problemas reproductivos en humanos además de que pueden aumentar el riesgo de trastornos del aprendizaje, la atención y el comportamiento en la infancia.

El 86% de los alimentos contenían el plastificante de reemplazo conocido como DEHT, una sustancia química que por el momento se encuentra es estudios para determinar su impacto en la salud humana.

Los alimentos que contienen carnes, como las hamburguesas con queso y los burritos de pollo, tenían niveles más altos de estas sustancias químicas en cuestión.

Los burritos de pollo y las hamburguesas con queso tenían los niveles más altos de DEHT.

Las pizzas con queso fueron las que resultaron tener los niveles más bajos de los productos químicos analizados.

De acuerdo con el análisis, estos químicos se encuentran principalmente en los empaques y los guantes plásticos que se usan para manipular los alimentos en estos tipos de restaurantes, es por eso que las personas que comen alimentos cocinados en casa tienen niveles más bajos de estos químicos en sus cuerpos, por lo que los investigadores recomiendan cambiar a comidas en su mayoría caseras, que a menudo son más saludables que la comida rápida.

Por ello, recomiendan mantener estos químicos dañinos fuera del suministro de alimentos.

Con información de: directoalpaladar.com.mx