EL CEMPASÚCHIL PUEDE AYUDAR A FRENAR EL CÁNCER

Querétaro, México, 3 de noviembre de 2021.

La flor de cempasúchil es la más usada en la época de Día de Muertos para adornar las ofrendas y las tumbas, por lo que es uno de los elementos no pueden faltar en los altares para recibir a los fieles difuntos.

En México cada año se producen alrededor de 21 mil toneladas de manojos de esta flor y dos millones de plantas en maceta, así que el año pasado muchas se quedaron sin ser vendidas debido a que se cancelaron las visitas a los panteones por la pandemia de COVID-19.

Esto fue aprovechado por un grupo de científicos encabezado por Alejandro Manzano Ramírez, adscrito al Cinvestav Unidad Querétaro, quienes buscaron una alternativa para el uso de esta flor endémica de México.

Karen Magaly Soto Martínez, posdoctorantes del Cinvestav y parte del grupo de investigación, señalaron que cada año se desperdician muchas toneladas de esta flor después de la temporada de Día de Muertos, por lo que hicieron una investigación para analizar los compuestos que tiene esta flor para idear alguna forma de aprovecharlos.

Fue así como decidieron emplear los compuestos fenólicos y carotenoides del cempasúchil para sintetizar nanopartículas de oro que pueden ser empleadas en tratamientos contra el cáncer de colon.

A las nanopartículas de oro, le agregaron las sustancias del cempasúchil, logrando mejores efectos citotóxicos contra las células cancerosas; al tiempo que los compuestos de la flor ayudaron a la estabilización de las partículas al proporcionarles electrones.

Para poder realizarlo, los científicos recolectaron las flores de cempasúchil, las sometieron a un proceso de secado por el sol, y las molieron para extraer los compuestos fenólicos con ayuda de solventes como etanol y agua, para posteriormente utilizarlas como agentes reductores en la síntesis de las partículas de oro.

Los compuestos fenólicos son sustancias presentes en plantas y frutas, con características que ayudan a combatir enfermedades o plagas, estas sustancias, al aplicarse en tratamientos médicos, también ayudan a reducir los radicales libres formados al interior del organismo en edades adultas.

Y justo estos radicales libres son los relacionados a los daños a nivel celular propios del envejecimiento.

Por ello, los compuestos fenólicos del cempasúchil, al presentar alta capacidad antioxidante, son de mucha utilidad en el desarrollo de propuestas como la síntesis de nanopartículas de oro para el tratamiento de cáncer.

Los investigadores del Cinvestav no solo emplean al cempasúchil como fuente de compuestos fenólicos en la síntesis de nanopartículas, ya que también usan otras tradicionales plantas mexicana medicinales como el gordolobo y algunos residuos de la industria vinícola.

*Con información de: Milenio