CUENCA DEL ATOYAC LLEGA AL LÍMITE AMBIENTAL TRAS DESCARGAS DE AGUAS RESIDUALES

Actualmente el Atoyac recibe hasta 200 millones de m3 de agua residuales.

agua residuales Foto:@PdPagina

Ciudad de México, 03 de noviembre de 2021.-

Abarcando 84 municipios de los estados de Tlaxcala y Puebla, la cuenta hidrológica Atoyac-Zahuapan que recibe hasta 200 millones de metros cúbicos de agua residual al año y esta llegó a su límite ambiental.

Algunos investigadores coincidieron en que los niveles de contaminación de la cuenca erosionan la calidad de vida de miles de pobladores de las comunidades para las que el acuífero solía ser sagrado.

Por ello, Gabriela Pérez Castresana, especialista de la Universidad Iberoamericana Puebla; Samuel Rosado Zaidi, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam); Pablo Méndez-Hernández, de la Universidad Autónoma de Tlaxcala; y Numa Castro González, investigadora de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), quienes participaron durante foro especializado sobre la Cuenta del Atoyac,

Samuel Rosado Zaidi, de la Universidad Iberoamericana Puebla, explicó que la cuenca es una región rica en agua que se nutre de muy diversos ríos, condición que la ha convertido en un espacio atractivo para las industrias, principalmente textileras y de autopartes.

Los ríos han pasado de ser parte fundamental de la cultura y espiritualidad de las comunidades a drenajes para más de 22 mil empresas. La mayor parte de las descargas llegan de forma directa al río Atoyac; el resto, a través de canales, riachuelos e infiltraciones. Corredores como los de Huejotzingo y Cuautlancingo son los principales emisores de contaminantes que perjudican principalmente a las zonas de cultivo”, comentó.

Las comunidades de la región, en su mayoría campesinas, están expuestas a una diversidad de sustancias genotóxicas que derivan en enfermedades en la piel, intoxicaciones, malformaciones y muertes prematuras, apuntó el especialista.

Esta vulneración ha sido denunciada por décadas ante instancias locales y nacionales; también se han emprendido acciones comunitarias para proponer un protocolo de saneamiento integral de la cuenca”, comentó.

En tanto, la investigadora de la Universidad Iberoamericana Puebla, Gabriela Pérez Castresana, explicó la mortalidad por condiciones crónicas no transmisibles es clave para determinar la salud pública de una región como el Atoyac.

agua residuales
Foto:@Milenio

Las mayores tasas de mortalidad en las comunidades cercanas a la cuenca se registran en la vejez y en la primera infancia; los adolescentes y jóvenes son los que más se ven afectados en el tiempo, apuntó.

En el mismo sentido, el investigador de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, Pablo Méndez Hernández, alertó sobre el impacto de la exposición a materiales contaminantes ambientales sobre la salud renal de los jóvenes. “

Se requiere voluntad política y mayor participación social para desarrollar políticas públicas dirigidas a reducir la emisión de estas sustancias. La inocuidad de los alimentos también se ve amenazada. Los suelos en los distritos agrícolas de Tlaxcala y Tecamachalco presentan mayor cantidad de metales pesados como consecuencia de la mezcla de las aguas residuales con fertilizantes. Esto deriva en comestibles con alteraciones químicas y microbiológicas perjudiciales para el organismo, además de que perjudica a las personas que trabajan en los sembradíos debido a la exposición directa con la tierra”, apuntó.

Con información de: Milenio