¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN Y CÓMO PRACTICARLA?

Es muy positiva para tratar diferentes problemas de ansiedad, miedos o estrés.

Foto: Pxfuel
Toluca, Estado de México, 26 de octubre de 2021

La meditación es una práctica en la que la persona entrena la mente para conseguir algún beneficio concreto. Este método tiene su origen en India, pero en la última década ha ganado muchos adeptos en Occidente.

Al ser una técnica de relajación y conexión con nuestro lado inconsciente es muy positiva para tratar diferentes problemas de ansiedad, miedos o estrés.

Aunque el proceso de meditación es sencillo, pero no lo es tanto despegarnos de nuestro lado consciente para poder tener una sesión de meditación agradable que requiere de disciplina y mucha práctica.

¿En qué se diferencian el lado consciente y el lado inconsciente?

El lado inconsciente es el soñador, artístico, el que siempre quiere hacer planes y busca motivación en actividades positivas.

El lado consciente se trata del lado más lógico y racional, por lo que no podremos relajarnos si centramos nuestros problemas e inquietudes diarias en él, porque esa no es su función.

Si utilizamos el lado consciente para tratar nuestras cuestiones y emociones vitales es probable que generemos miedos, ansiedad y estrés.

Una de las primeras cosas que debes aprender es que meditar no consiste en dejar la mente en blanco (porque es prácticamente imposible) sino en conectar con tu lado inconsciente y dejar descansar (por fin) al lado consciente.
Meditar consiste en reconectar con nuestro lado inconsciente, que lleva toda la vida ahí y nos hemos olvidado de su existencia.

Beneficios de practicar la meditación

Desde hace algunas décadas la meditación ha sido motivo de investigación; los últimos estudios se han demostrado varios de los beneficios que tiene esta práctica para la salud mental. Así pues, meditar sirve para:

  • Reducir los efectos del estrés.
  • Aumentar la capacidad de concentración y atención.
  • Mejorar la memoria y las funciones cognitivas.
  • Promover la aparición de pensamientos positivos.
  • Aumentar la tolerancia al dolor.
Foto: Pixnio

Aprender a meditar paso a paso

Encontrar el mejor momento para ti, el tipo de meditación y postura son la clave para desarrollar el hábito de meditar. Ahora bien, al ser el principio, prueba con diferentes meditaciones y posturas y escoge la que más comodidad te ofrece y te aporte el estado mental ideal para hacerlo.

Una vez tengas claro todo esto, sigue los consejos que te damos a continuación.

Escoge ropa cómoda

Ponte ropa ancha y quítate los zapatos. También olvídate de llevar reloj u otros complementos. Lo importante es que estés cómodo y centrarte en el aquí y el ahora.

Foto: hogarmania.com

Encuentra un lugar tranquilo

Busca el lugar que más tranquilidad te aporte para que puedas estar relajado y sin que nadie te interrumpa. No es necesario que sea en tu casa, también puede ser en un parque o en la playa. Todo lugar que te permita estar cómodo servirá para que estés inmerso en la meditación.

Foto: Pxfuel

Siéntate correctamente

Siéntate en el suelo o encima de la esterilla con la espalda recta y sin tensión. Respira hondo y mantén los brazos y hombros relajados. Esta es la posición básica y principal, pero hay otras que requieren estar tumbado.
Centra tu atención en la respiración

Como estás empezando en la práctica de la meditación, cierra los ojos y céntrate en tu respiración. Cuando ya tengas más práctica, podrás focalizarte en otras meditaciones que se centran en los sonidos o el cuerpo.

Acepta los pensamientos que van surgiendo y sigue adelante

Acepta todos los pensamientos relacionados con problemas personales o inseguridades que te vengan a la mente porque es normal que surjan. Y es que la meditación consiste en eso, aceptar los pensamientos y emociones para conseguir el bienestar psicológico.

Aumenta progresivamente el tiempo que le dedicas a la meditación

Empieza poco a poco para ir aumentado. Empieza por un minuto y ves aumentando hasta dedicarle media hora al día. Verás como alcanzas el bienestar y el equilibrio psicológico.

Inclúyelo a tu día a día

Finalmente, a medida que vayas practicando la meditación, inclúyela en tu rutina diaria. Poco a poco irás mejorando hasta dominar esta técnica.

*Con información de: cepsicologia.com | hogarmania.com