LA VACUNA SPUTNIK LIGHT TIENE UNA EFICACIA DE 70% CONTRA VARIANTE DELTA

El análisis fue llevado a cabo por el Centro de Investigación Gamaleya.

Foto: Redes
Toluca, Estado de México, 13 de octubre de 2021.-

La vacuna rusa de una sola dosis contra la Covid-19, Sputnik Light, muestra una eficacia del 70% contra la variante Delta del coronavirus, tres meses después de la inyección, según informó el miércoles el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) citando al desarrollador de la vacuna.

Un estudio clínico comprobó que como inyección de refuerzo para otras marcas comerciales de biológicos, alcanza una efectividad de más de 83 por ciento contra la infección y más de 94 por ciento frente a la hospitalización.

En conferencia esta mañana, se presentaron los resultados de la investigación, que se publicará en esta semana en el portal de manuscritos de artículos científicos en el campo de la medicina MedRxiv.

El análisis fue llevado a cabo por el Centro de Investigación Gamaleya sobre la base de datos de 28 mil personas vacunadas una vez con Sputnik Light, en comparación con un grupo control de 5,6 millones de ciudadanos no vacunados. El estudio se llevó a cabo sobre la base de los datos de julio de 2021, obtenidos en Moscú.

En la conferencia ofrecida por representantes del Fondo Ruso de Inversión Directa y los investigadores del Centro Gamaleya se explicó que Sputnik Light es el primer componente (adenovirus recombinante humano del serotipo 26 (Ad26) de la vacuna Sputnik V.

Sputnik Light está registrada en más de 15 países, y en otros 30 se encuentra en proceso de registro.

Se informó que será producida en más de 10 países: México, India, China, Corea del Sur, Vietnam, Argentina, Serbia, Turquía, entre ellos. En India está el Instituto Sérum, que es el mayor fabricante de vacunas del mundo.

Los datos llegan en un momento en que Rusia se enfrenta a un aumento de las infecciones y a las dudas sobre las vacunas entre su población, al tiempo que se esfuerza por competir con vacunas más consolidadas desarrolladas por las empresas Pfizer, Moderna y AstraZeneca, cada una de ellas con una producción de cientos de millones de dosis.

Países de todo el mundo están administrando o considerando la posibilidad de administrar terceras dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, o de poner vacunas de refuerzo a parte de su población, en particular a las personas inmunodeprimidas y a las de mayor edad, aunque no hay consenso entre los científicos sobre en qué medida debería administrarse.

Con información de: La Jornada | es.euronews.com