¿QUÉ INSPIRÓ LA CANCIÓN “ELEANOR RIGBY”? UNO DE LOS GRANDES ÉXITOS DE THE BEATLES

Este tema forma parte de “Revolver” el séptimo álbum de estudio de la banda británica.

Foto: commons.wikimedia.org
Toluca, Estado de México, 12 de octubre de 2021.-

La canción ‘Eleanor Rigby’, lanzada en 1966, se convirtió en uno de los grandes éxitos de la banda británica de rock “The Beatles”. A lo largo de los años, creció un mito en torno a la historia de este tema, que fue escrito principalmente por Paul McCartney.

Este tema forma parte de “Revolver” el séptimo álbum de estudio de la banda británica, lanzado el 5 de agosto de 1966 por EMI.

A menudo descrita como una oda a la soledad o a la sociedad británica de posguerra, cuenta la historia de una mujer que “murió en la iglesia y fue enterrada junto con su nombre”.

A mediados de los años ochenta, se descubrió en el cementerio de la iglesia de San Pedro en Woolton (Liverpool), lugar al que solían ir Paul McCartney y John Lennon para tomar el sol, una lápida que guardaba la tumba de una sirvienta que murió en 1939 a los 44 años. En ese momento, quienes conocían la canción (pocos) aseguraron que esta mujer había inspirado a Paul a escribir el tema.

Foto: Flickr

La letra coincidió bastante con la historia de la mujer, Eleanor Rigby, sirvienta británica, nacida en agosto de 1895 en Woolton, en el mismo barrio donde creció John Lennon.

Sin embargo, en distintas ocasiones, el exintegrante de The Beatles ha negado tener relación con la fallecida mujer. Pero la insistencia de la historia hizo que confesase que sí solía ir con John Lennon al mencionado cementerio para visitar la tumba del tío de Lennon.

Tal fue el revuelo de la historia, que en 2008 se subastó la tapa del sarcófago de Eleanor Rigby en 600 mil dólares. ¡Increíble!

Eleanor Rigby es un personaje totalmente de ficción que yo inventé”, aseguró por aquel entonces McCartney. “Si alguien quiere gastar su dinero para comprar un documento que pruebe que un personaje de ficción existió, por mí está bien”.

McCartney cuenta que cuando se sentó por primera vez al piano tenía el nombre de Daisy Hawkins en mente.

Fue después cuando lo cambió por Eleanor, en honor a la actriz Eleanor Bron, quien protagonizó la película “Help!” junto a los Beatles.

En ese momento el apellido que el compositor había pensado para el personaje era Bygraves, según Spencer Leigh, autor del libro sobre la banda “Love Me Do to Love Me Don’t: Beatles on Record”.

Pero luego lo cambió por Rigby, por una tienda de vinos de Brístol, una ciudad portuaria del sur de Inglaterra, llamada Rigby & Evens Ltd.

Simplemente me gustó el nombre”, dijo en 1984. “Estaba buscando uno que sonara natural y Eleanor Rigby sonaba así”.

 

 

Más recientemente ha concedido que la lápida pudo haberle influido de una forma subconsciente.

De acuerdo a Leigh, no es difícil imaginar cómo las visitas de McCartney durante su infancia al cementerio del templo pudieron haber quedado grabadas en su memoria.

Así que es posible que McCartney hubiera visto la lápida de Rigby y que guardara (esa visión) en su cabeza. Es posible. Pero no lo sabemos. Y creo que ni siquiera el mismo McCartney lo sabe”.

Aun así, sea cual sea el origen del nombre de la canción, Eleanor Rigby permanece como parte integral de la historia de la banda y de la industria de los Beatles en Liverpool.

El single estuvo durante cuatro semanas en el número uno de las listas de Reino Unido. En Estados Unidos alcanzó el puesto 11 y fue nominado a tres premios Grammy.

Con información de: BBC | Radio Mágica