¿SABES CUÁNTAS CALORÍAS HAY EN UN PLATO DE POZOLE?

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2020

Comer pozole no tiene por qué generarnos sentimientos de culpa, pues este tradicional platillo puede ser consumido, aún por personas que están a dieta, aunque con moderación.

Por segundo año consecutivo celebraremos desde casa el Grito de Independencia, pero eso no impedirá que degustemos de los tradicionales platillos mexicanos, como el pozole.

Si te carcome la idea de cuántas calorías extra tendrás por comer pozole, debes saber que nutriólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aseguran que este platillo típico mexicano es nutritivo y no contribuye a subir de peso.

Tal cual leíste, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha salido en defensa de este platillo mexicano, al asegurar que, inclusive, es saludable.

Si tomamos como referencia un plato de 300 mililitros de pozole, éste contiene: 240 calorías, 13 g de proteínas, 5 g de grasa, 34 g de carbohidratos, según el Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes (SMAE).

Para hacer una comparación, otros platillos como las gorditas de chicharrón prensado tienen 333 Calorías una sola pieza, los tacos al pastor 332 Calorías, los molletes 380 Cal por 2 piezas, el chicharrón en salsa verde te brinda 365 Calorías, un mole de olla 280 Calorías y los sopes con chorizo 333 Calorías, es decir todos estos antojitos tienen más calorías que un plato de pozole.

NUTRIENTES

Un buen plato de pozole nos brinda:

  • hidratos de carbono
  • proteína
  • lípidos
  • zinc
  • magnesio
  • calcio
  • vitamina A
  • ácido fólico

Entre otros nutrientes que nos brinda el pozole están las vitaminas y minerales de la carne de puerco, proteína, vitamina B6 y B12, niacina, rivoflavina.

La lechuga que le agregamos nos aporta vitamina A, B, C y E, agua, antioxidantes, al igual que minerales como calcio fósforo y hierro; mientras que la cebolla te brinda fibra, vitamina C, además es baja en sodio y carbohidratos y fortalece tus defensas.

Así que ya sabes, comer pozole es saludable, sólo que sin excesos; de acuerdo con los nutriólogos del IMSS, lo recomendable es comer una taza y media de pozole o 100 gramos, acompañado de lechuga, rábanos y orégano.

Lo que deberás evitar es servirte doble porción y sus complementos como tostadas, pan, crema, tamales, manitas de puerco, chicharrón, etc.

La palabra pozole viene de la palabra nahuatl, pozolli que significa ‘hervido’, y es un platillo con raíces prehipánicas. En la conquista, el pozole cambio algunos de sus ingredientes y hoy en día conocemos al menos tres variedades: el rojo que es característico de Jalisco, Sonora, Nayarit, Guanajuato y Sinaloa, el verde y el blanco de Guerrero (como olvidar esos jueves pozoleros).

Aunque este platillo no es exclusivo de una región, pues lo podemos degustar en varios estados del país, en todas las temporadas.

*Con información de: Cocina fácil