DESCUBREN RAMOS DE FLORES DE HACE MIL 800 AÑOS EN TEOTIHUACÁN

Durante las últimas excavaciones realizadas en el túnel descubierto bajo la pirámide de Quetzalcóatl, en Teotihuacán, se hallaron cuatro ramos de flores que datan de al menos 1.800 años de antigüedad.

Como parte del “Proyecto Tlalocan: camino bajo la tierra”, Sergio Gómez Chávez, arqueólogo del Instituto Nacional de Historia y Antropología de México (INAH) y director de las excavaciones, furon descubietos los cuatro ramos bien preservados, los cuales estaban atados con cuerdas, posiblemente de algodón, y aún se pueden apreciar las hojas de las pequeñas plantas.

Las flores serán estudiadas por especialistas en paleobotánica para proceder a su identificación.

En el túnel, los investigadores además han hallado semillas de maíz, fríjol, chile, pepitas de calabaza y semillas de nopal (una especie de cactus).

Entre otros elementos también se ha recuperado una gran cantidad de recipientes cerámicos, una escultura que representa una pirámide con talud y tablero (seguramente un incensario) y varios kilos de carbón (que posiblemente fueron usados en algún ritual).

Gómez Chávez dijo que “lo relevante no es solo la cantidad, sino que estos objetos nos ayudan a entender mucho mejor la cosmovisión, la religión y el pensamiento mágico de los antiguos pueblos mesoamericanos”.

El arqueólogo también ha destacado que el hallazgo de estos ramos de flores es muy importante para la investigación ya que “nos darán indicios de la flora que era aprovechada para efectos rituales”.

El arqueólogo espera que la identificación de las flores que componen estos ramos ayude a los investigadores a conocer más detalles sobre las antiguas ceremonias religiosas teotihuacanas y poder, así, responder a las preguntas que su presencia plantea.

*Con información de: nationalgeographic.com