MUNDO SONIDERO, EL RITMO DE LOS BARRIOS POPULARES DE MÉXICO

Foto: Flickr

*Aunque el concepto ‘sonidero’ nace en México, el eco ha viajado a Estados Unidos y a diferentes países de América Latina.

Toluca, Estado de México, 02 de septiembre de 2021.-

El Barrio Bravo de Tepito vio nacer la cultura sonidera de México que tras más de seis décadas, su principal tarea sigue siendo la misma: complacer a su público con ritmos tropicales.

El sonidero es un fenómeno enorme de la cultura musical de la Ciudad de México y viene de la tradición del DJ de barrio. Su historia se remonta a finales de los cincuenta y principios de los sesenta, donde el melómano del barrio saca su tocadiscos a la calle y se arma una fiesta. Después se obsesiona y cada vez busca tener un equipo de mejor calidad y más potencia; construye sus propias bocinas y la fiesta ya es de todo el barrio.

             Foto: Captura de pantalla

Entre 1970 y 1990 es considerada la época de oro del movimiento sonidero gracias al auge que tuvieron los ritmos tropicales durante la década anterior (1950-1960). La gente que se enamoró de esa música comenzó a coleccionar discos y a reproducirlos en celebraciones a las cuales asistían porque eran los invitados especiales.

Además, aparecen los micrófonos para anunciar las canciones y animar a la gente a bailar, hasta llegar al actual sonidero, que distorsiona la música, pasa los saludos que le manda el público constantemente, tiene sus propios discos de recopilaciones, playeras, logo, seguidores, clubes de baile, luces y un pequeño ejército de asistentes.

             Foto: Captura de pantalla

Este estilo de poner música no sólo no ha desaparecido, sino que ahora es considerado todo un movimiento de culto de gran valor cultural para los barrios capitalinos. Estos son algunos de los más representativos:

1. Sonido la Changa
Ramón Rojo es el hombre detrás de este emblemático sonidero que tiene de vida unos 40 años. Se dice que La Changa fue el pionero en este arte, su creador quien es oriundo del barrio de Tepito y llamara a su proyecto de este modo, cuenta que fue porque en su casa oían mucho una radionovela que se llamaba “Chucho El Roto” y dentro de esta historia había dos personajes: El Rorro y La Changa. Como sus conocidos sabían cuánto le gustaba Chucho El Roto, le apodaron “La Changa” para después el nombrar de la misma manera a su sonido.

 

2. Sonido Siboney
Tienen más de 20 años poniendo a bailar a los citadinos. Su líder Mario Linares ha sabido llevar a buen puerto su sonido. Son especialistas en poner salsa y animando a la audiencia que abarrota los espacios en los que se presentan.

 

3. Sonido La Zeida
Este sonido es liderado por una mujer, la gran Laura Perea, quien en un mundo de hombres se abrió camino siendo la reina del sonidero. No sorprende ver a mujeres destacar en estos ámbitos, al contrario, demuestra una vez más que las mujeres podemos romperla en cualquier actividad. Es grato oír aquellos saludos que hacen que la música pase a segundo plano en voz de La Zeida. Laura no tiene redes sociales, pues en la vieja escuela bastaba con la propaganda que era pegada en las paredes y postes de luz o las pintas en bardas.

 

4. Sonido Cóndor
Desde 1980 se han encargado de entretener a los jóvenes y no tan jóvenes que asisten a sus bailes. La convocatoria de Sonido Cóndor de Arnulfo Aguilar, suele abarrotar los lugares en los que sus tornas se hacen presentes. La cumbia colombiana y la salsa son sus platos fuertes.

 

5. Sonido Polymarch
Los que iban a la secu como en 2003 recuerdan el esplendor de este Sonido que hacía bailar a la juventud en las tardeadas. Alguna vez pisaron el Zócalo capitalino volcando a los citadinos para bailar y pasarse la esfera imaginaria en su danza. Sus fundadores siguen siendo creadores de fiesta y de poner a bailar a nuevas y viejas generaciones, a quienes les acercaron música electrónica a espacios más accesibles. Ellos no mandan saludos, pero son un gran sonido de la CDMX.

 

Aunque el concepto ‘sonidero’ nace en México, el eco ha viajado a Estados Unidos y a diferentes países de América Latina, donde los mexicanos tienen fama de ser los mejores animadores de las fiestas populares.

El ‘sonidero’ es el animador, además del propietario de los equipos de audio. Es una variante de DJ especializado en música tropical y otros ritmos latinos.

El pequeño gran mundo ‘sonidero’ marca el ritmo en los barrios populares de una de las ciudades más grandes del mundo, el Distrito Federal.

Con información de: local.mx | elmundo.es | civico.com