MOSQUITOS TODO EL AÑO, CONSECUENCIA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

En los trópicos, su presencia es continua todo el año debido a la estabilidad de las altas temperaturas.

Foto: Pixabay
Toluca, Estado de México, 31 de agosto de 2021.- 

¿A quién no le incomodan los mosquitos? Además de su zumbido que no te deja dormir en la noche, su piquete produce una incómoda picazón, lo cual, podríamos sufrir todo el año, según una investigación de la Universidad de Florida.

Con la llegada del verano, vienen en masa, pues les gusta el calor y la piel humana; de ahí vienen el hartazgo y la molestia: como si el sudor y la sensación de asfixia no fueran suficientes, los mosquitos vienen a añadir un elemento más de incomodidad.

En los trópicos, su presencia es continua todo el año debido a la estabilidad de las altas temperaturas. El problema, según explican investigadores de la University of Florida, es que debido al cambio climático, podemos esperar que en el futuro cercano los mosquitos estén incordiándonos los 365 días al año.

Si la tendencia climática no se revierte en diez años, el verano podría extenderse hasta seis meses. Con esta nueva configuración de las estaciones, las consecuencias en detrimento de la humanidad aumentan. Una de ellas es la exposición a los mosquitos, que podrán acarrear todavía más enfermedades como el dengue, la malaria y la fiebre amarilla.

El riesgo será particularmente grave para las regiones más tropicales del mundo, de acuerdo con la investigación, debido a que los mosquitos están activos todo el año. Sin embargo, sin temperaturas invernales, este patrón podría extenderse a otros países, en donde típicamente las estaciones están más marcadas. Así como los veranos serán más largos, los inviernos serán más cálidos y cortos.

Según el artículo publicado en la revista Ecology, estos animales se han mostrado particularmente resistentes a las temperaturas elevadas. Sin frío que los controle, las poblaciones de estos insectos aumentarán, ya que podrán adaptarse mejor a las nuevas condiciones climáticas.

Los investigadores explican que hay factores expuestos por este estudio que pueden ayudar a las comunidades a adaptarse y preparase mejor frente a los impactos de la crisis climática relacionados con la proliferación de mosquitos, que, apuntan, son capaces de transmitir enfermedades tanto a humanos como a animales.

Cuanto mayor es la actividad de estos insectos, mayor es el riesgo que de que estas enfermedades se extiendan. El saber es poder, y entender que los mosquitos serán más activos durante una mayor parte del año puede hacer que empecemos ya a prepararnos para lo que nos espera”, explica Brett Scheffers.

Con información de: Muy Interesante | elconfidencial.com