¿QUÉ ES LA INFLACIÓN Y POR QUÉ AFECTA NUESTROS BOLSILLOS?

Foto: Pxhere

Toluca, Estado de México, 30 de agosto de 2021.-

Constantemente escuchamos que la inflación subió, pero ¿sabes realmente qué mide y para qué sirve este indicador? Aquí te explicamos qué es, por qué su seguimiento es importante para la economía y la importancia de hacer uso correcto de nuestro dinero.

La inflación es un fenómeno que se observa en la economía de un país y está relacionado con el aumento desordenado de los precios de la mayor parte de los bienes y servicios que se comercian en sus mercados, por un periodo de tiempo prolongado.

Foto: Pixabay

Es importante no confundir el alza de un precio en particular, que sube en una sola ocasión y vuelve a quedar fijo por mucho tiempo, con la inflación, pues como para que sea considerada inflación el aumento en el precio debe ser generalizado y sostenido.

¿Qué mide?

Dado que existe un sinnúmero de precios en la economía, tratar de medirlos todos sería casi imposible, por eso el Banco de México estableció una metodología que ahora es aplicada por el Inegi y que es aceptada en la mayor parte del mundo, para medir sólo una canasta representativa de productos y servicios.

Así, la inflación mide los bienes y servicios que consumen los hogares mexicanos. Estos productos y servicios se conocen gracias a la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares.

Sin embargo, periódicamente se actualiza el índice de los productos en función de su consumo, debido a que el patrón de gasto en los hogares suele cambiar.

Por ejemplo, en 1994 no se contemplaba el uso intensivo de teléfonos celulares o internet, pero al ir cambiando el gasto, su ponderación o peso en el gasto familiar ha cambiado.

Causas de la inflación

Una razón es cuando un producto se vuelve más abundante en el mercado, su precio baja con respecto a otros bienes y servicios; sin embargo, cuando se vuelve relativamente más escaso, su precio aumenta.

Bajo circunstancias normales, los precios relativos de los bienes y servicios en una economía cambian constantemente, ya que se fijan dependiendo de la cantidad demandada y ofrecida en el mercado donde se comercian, y si son de temporada.

Foto: flickr

Otra razón es cuando los precios de casi todos los bienes y servicios suben y siguen aumentando debido a un incremento en la cantidad de dinero en circulación. Esto se debe a que la gente tiene más dinero para gastar y va a demandar más productos, y si la cantidad de bienes y servicios en el mercado es la misma, los precios van a seguir elevándose, dado que la cantidad ofrecida no ha aumentado para abastecer el incremento en la demanda.

Si a lo largo del tiempo vemos que es cada vez menor el número de cosas que podemos comprar con la misma cantidad de dinero, tenemos menos posibilidades de ahorrar y es más difícil invertir en un negocio, esto significa que nuestro dinero vale menos. Es decir, hay inflación.
¿Por qué nos afecta?

Afecta negativamente el desarrollo económico, ya que altera el adecuado funcionamiento de los mercados al distorsionar la información respecto de la escasez de los bienes y servicios.

Cuando se presenta, nos damos cuenta que la cantidad de dinero que veníamos administrando tiempo atrás, ya no nos alcanza para comprar lo mismo que antes, por lo que las personas tienen dificultad para planear sus actividades de inversión, consumo o ahorro; y que se perjudiquen más los que tienen menores ingresos, al no contar con medios para protegerse.

Foto: Flickr

Por ello es importante hacer uso correcto de muestro dinero, para estar preparados ante el aumento de la inflación y que esta nos afecte lo menos posible.

Los ciudadanos no tenemos forma de controlar los precios, pero sí tenemos cierto margen de maniobra en qué hacer ante la inflación; eso por eso que, al planear tus finanzas, debes considerar el efecto inflacionario.

¿Cómo enfrentar la inflación?

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros hace las siguientes recomendaciones para mantener un equilibrio entre ingresos y gastos:

• Reducir gastos eliminando o disminuyendo rubros de consumo.
• Buscar otras fuentes de ingreso complementarias o alternas a tu principal fuente de ingreso.
• Invertir tus ahorros en instrumentos financieros cuyo rendimiento sea, al menos, igual a la inflación, pero siempre buscar aquellos que te paguen una tasa más alta.

Con información de: Banxico | El Financiero | mibolsillo.com