SIN PRESENCIA DE COVID-19 EN POBLACIÓN DE MURCIÉLAGOS EN MÉXICO

Los murciélagos surgieron desde hace casi 70 millones de años, mucho antes de la aparición del hombre en el planeta, y son considerados parte fundamental del ecosistema.

murciélagos Foto:@LaCronicaDeHoy

Ciudad de México, 25 de agosto de 2021.-

Un estudio realizado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que el coronavirus SARS-CoV-2, que provoca COVID-19, no ha sido detectado en ninguna población de murciélagos, por lo que pide no estigmatizar a esta especie.

Rafael Ojeda Flores, especialista de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zooirirtecnia (FMVZ) de la UNAM, enfatizó que la actual contingencia sanitaria ha puesto bajo amenaza, e incluso en riesgo de extinción, a diversas especies.

La mediatización negativa de la relación de los murciélagos con el coronavirus, y en particular el SARS-CoV-2, han afectado negativamente la percepción pública de estos animales que han recibido ataques en diferentes partes del mundo: rechazo, temor, miedo y, sobre todo, esto ha llevado a tomar acciones en contra de estos animales en sus refugios”, expuso el investigador.

Subrayó que, tras la aparición de los primeros casos de coronavirus en humanos, algunos estudios han analizado la asociación entre microorganismos y sus hospederos, resultó que los murciélagos sean señalados como hospedadores de virus que estarían emparentados con el SARS-CoV-2, aunque no es el mismo virus pandémico.

Por ejemplo, en enero de 2020 la revista Nature destacó la estrecha relación filogenética entre el coronavirus que se adaptó al ser humano y algunos virus que se encontraron en murciélagos chinos años atrás.

murciélagos
Foto:@CONANP_mx

También en un trabajo publicado en 2017 señala que había un importante sesgo en cómo se presentaba la información que relacionaba a los murciélagos con el coronavirus, lo que es un riesgo o amenaza para la especie.

Son los animales más injustamente y exageradamente estigmatizados del reino animal, pueden competir con algunos insectos, arácnidos o serpientes, pero nadie ha sido tan inmerecidamente difamados, sobre todo por los beneficios a los ecosistemas”, dijo Ojeda Flores.

El especialista agregó que el miedo que se ha generado hacia los murciélagos afecta de manera negativa los programas para su conservación, ya que a raíz de la pandemia por coronavirus el número de personas que rechazan a esta especie se incrementó.

Por ello, sugirió que uno de los factores para que el SARS-CoV-2 llegara a los humanos pudo ser “el incremento en el tráfico de especies silvestres para consumo humano”.

Los fenómenos de presión, adaptación y selección impulsaron la evolución del virus al punto que saltara al ser humano y que hoy no requiere de ningún animal para la transmisión directa y, desde el salto original, se puede decir que el 99.99 por ciento de las ocasiones estamos seguros que es una transmisión de humano a humano”, explicó.

murciélagos
Foto:@Notimex

Ojeda Flores recordó que, según las investigaciones, los primeros murciélagos surgieron desde hace casi 70 millones de años, mucho antes de la aparición del hombre en el planeta.

Entre los grandes beneficios que como humanidad recibimos de manera gratuita de estos animales están la dispersión de semillas, la polinización, la regulación de plagas de insectos, la regeneración de bosques y, además, información que se puede aprovechar en bioingeniería, desarrollo de nuevas tecnologías y medicinas”, finalizó.

Con información de: Sin Embargo