EL CONFINAMIENTO AUMENTÓ LA VIOLENCIA CONTRA LOS MENORES

Ciudad de México, 20 de agosto de 2021.

El confinamiento por COVID-19 disparó los casos de violencia infantil, los embarazos adolescentes y los suicidios en menores de edad, así lo revelan datos del gobierno federal.

Las cifras indican que durante el primer semestre de 2021 las denuncias por violencia familiar aumentaron 24%.

En el 2020, el 75.78% de las lesiones ocurrieron en el hogar y en el 73.29% de los casos, la persona responsable tenía algún parentesco con la víctima.

De esta cifra, el 81.6% de las víctimas fueron niñas y adolescentes mujeres.

En los primeros meses de este año las cifras revelan que las niñas y adolescentes son las más violentadas, siendo el 92.81% de las víctimas.

Por tipos de violencias, de enero a julio de 2021, los porcentajes fueron:

  • 37.85% violencia psicológica
  • 29.69% violencia sexual
  • 26.33% violencia física
  • 4.51% abandono o negligencia
  • 1.63% violencia económica

En cuanto a los suicidios, la Secretaría de Gobernación (Segob), revela que en el 2020 se registró una cifra récord de suicidios en niñas, niños y adolescentes, con 1,150 casos, cifra 12% superior al 2019 y convirtiéndose en un máximo histórico.

  • Los suicidios de niñas y niños de entre 10 y 14 años aumentaron 37%
  • En adolescentes mujeres de entre 15 y 19 años aumentó 12%.
  • El pensamiento suicida en adolescentes aumentó de 5.1% a 6.9% de 2018 a 2020.
  • La conducta suicida en adolescentes aumentó de 3.9% a 6.0% de 2018 a 2020.

Datos de RENAPO señalan que cuatro de cada 100 nacimientos en México son de niñas menores de 17 años que se convierten en madres.

En el 2020 hubo 373,661 nacimientos de madres adolescentes, de los cuales, 8,876 fueron hijas e hijos de niñas menores de 14 años.

De las niñas de entre 10 y 14 años, los embarazos fueron por un amigo, un familiar, un desconocido o exnovio.

En la mayoría de los casos se presentaron violación sexual o matrimonios arreglados.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) indicó que antes de la epidemia la evidencia mostraba que el hogar es a menudo el lugar más peligroso para una mujer, sus hijos e hijas, situación que se agrava por el confinamiento.

*Con información de: politica.expansion.mx/