ES VITAL LA LACTANCIA MATERNA PARA ÓPTIMO CRECIMIENTO DEL BEBÉ

Aporta leche materna elementos altamente nutritivos y contiene sustancias contra infecciones y alergias.

diabetes Foto:Cortesía

Toluca, Estado de México, 5 de agosto de 2021.

Para favorece el sano crecimiento del bebé, la leche materna es el mejor alimento, ya que aporta elementos nutritivos esenciales para su desarrollo, así como sustancias que lo protegen contra infecciones y alergias.

Durante las consultas prenatales, expertos del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), brindan asesoría y orientación personalizada a las futuras mamás sobre este importante proceso de vida.

Posterior al nacimiento, una cuadrilla de enfermeras y médicos gineco-obstetras, pediatras o hasta perinatólogos instruyen a las nuevas mamás sobre las técnicas más amigables de amamantamiento, guiándolas paso a paso.

Para ello, el Materno Infantil del ISSEMyM tiene un área especializada para este tipo de mentorías, donde de manera grupal las madres se reúnen con los especialistas para resolver dudas y sentir el acompañamiento y solidaridad en esta nueva etapa.

Además, cuenta con un banco de leche para el procesamiento, almacenaje y distribución de leche materna, el cual opera bajo estrictos protocolos de tamizaje y captación con el objetivo de apoyar a recién nacidos prematuros, de bajo peso, o que están en terapia intensiva.

Los médicos de esta Institución informaron que la lactancia materna debe iniciarse al momento de nacer, siempre y cuando no existan impedimentos médicos ya que amamantar es parte importante del vínculo entre madre e hijo/a, pues estrechan lazos de afecto, por ello, es vital que sea en espacios tranquilos y seguros.

Asimismo, la lactancia materna reduce el riesgo de infecciones como neumonía, otitis, meningitis y de tipo urinario, protege contra condiciones crónicas futuras tales como diabetes tipo I, colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn.

Además, la leche materna es suficiente fuente de alimentación para el bebé, por lo cual no es necesario que les den otros alimentos como agua, té o jugos antes de los seis meses.

Los expertos señalaron la importancia de reconocer puntualmente los signos tempranos de hambre, los cuales pueden ser movimientos rápidos de los ojos, chupeteo, llevarse la mano a la boca, abrir la boca en busca del pecho, agitación, llanto o ponerse colorado.

Para finalizar, informaron que en caso de que una madre sospeche que tiene COVID-19, es muy importante lavar las manos antes de tocar al bebé o usar el extractor de leche, usar una bata limpia mientras amamantan y portar en todo momento un cubrebocas, evitar hablar o toser, además de apoyarse de alguien que esté saludable y colocar la cuna de preferencia a dos metros de distancia.

Con información de: Comunicado