ECONOMÍA MEXICANA CRECIÓ 1.5% EN EL SEGUNDO TRIMESTRE DE 2021

Después de ocho trimestres consecutivos con una tasa anual de crecimiento negativo, el PIB finalmente registró una tasa positiva.

Foto: Piqsels
Toluca, Estado de México, 31 de julio de 2021.-

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la economía mexicana creció 1.5 por ciento en el segundo trimestre del año respecto al periodo anterior previo, impulsada por un mayor dinamismo en el sector comercio y servicios, tras el relajamiento del confinamiento.

De acuerdo con la estimación oportuna del Producto Interno Bruto (PIB), a un año del desplome causado por la pandemia de Covid-19, la actividad económica observó un efecto rebote, pues de abril a junio aumentó 19.6 por ciento, frente a igual periodo de 2020.

Después de ocho trimestres consecutivos con una tasa anual de crecimiento negativo, el PIB finalmente registró una tasa positiva, escribió en su cuenta de Twitter Julio Santaella, presidente del organismo autónomo.

Acotó que su elevado valor resulta de la comparación con el colapso observado entre abril y junio del año pasado. El resultado suma cuatro incrementos trimestrales como resultado de la reactivación de la actividad económica tras el desplome causado por la emergencia sanitaria.

En el segundo trimestre de 2020 el PIB cayó 17.1 por ciento respecto del trimestre anterior, entre julio y septiembre repuntó 12.1 por ciento; de octubre a diciembre aumentó 3.3 por ciento, mientras que en los tres primeros meses de 2021 incrementó 0.8 por ciento, de acuerdo con el Inegi.

A tasa anual, esta es la primera ocasión en que aumenta desde el segundo trimestre de 2019, aunque la contracción de 18.7 por ciento ocurrida en el segundo trimestre de 2020 fue la mayor en 90 años.

El mayor dinamismo de la economía se explicó por la reapertura de las actividades que fueron restringidas para evitar más contagios de Covid-19. El sector de comercio y turismo, que contribuye con dos terceras partes del valor de la economía, creció 2.1 por ciento con respecto del periodo comprendido entre enero y marzo. En comparación con el segundo trimestre de 2020, estas actividades crecieron 17 por ciento.

La actividad industrial, que incluye a la exportación de manufacturas, aumentó 2.1 por ciento con respecto a enero y marzo. Sin embargo, registró el mejor comportamiento en su variación anual, pues incrementó 28.2 por ciento.

El sector primario, que engloba a la agricultura, ganadería y pesca, creció 0.6 por ciento respecto de los primeros tres meses del año. Estas actividades, que sólo aportan 3 por ciento del PIB, aumentaron 6.8 por ciento en comparación con el segundo trimestre del año pasado.

Será hasta el 25 de agosto cuando el Inegi confirme o ajuste la lectura trimestral.

Con información de: La Jornada