INSUFICIENCIA CARDÍACA AFECTA A MÁS DE 2.4 MILLONES DE MEXICANOS

Representa un importante costo en los sistemas de salud, debido principalmente al tiempo de hospitalización.

INSUFICIENCIA CARDÍACA AFECTA A MÁS DE 2.4 MILLONES DE MEXICANOS Foto Especial
Ciudad de México; 27 de julio de 2021.

En México se estima que al menos 2.4 millones de personas padecen de insuficiencia cardíaca, y los casos podrían incrementarse en los próximos años, advirtieron expertos mexicanos.

En conferencia de prensa, Eduardo Herrera afirmó que “la insuficiencia cardíaca tiene muchísimos años ya establecida en el mundo, tanto que se ha convertido ya en una epidemia que amenaza a la población”.

Señaló que el gran reto de esta enfermedad sigue siendo el diagnóstico, ya que al no tener síntomas tempranos pasa desapercibida y avanza hasta generar daños irreversibles y, en casos graves, la muerte.

La cardióloga Luisa Aguilera señaló que la insuficiencia cardíaca es un padecimiento cardiovascular que resulta de cualquier alteración, ya sea funcional o estructural, que afecte la capacidad de llenado o contracción del corazón.

“En México, aunque hay poca estadística, se estima que podrían haber más de 2,4 millones de personas viviendo con la enfermedad”, comentó.

Además, abundó, representa un importante costo en los sistemas de salud, debido principalmente al tiempo de hospitalización que requieren los pacientes, que muchas veces son mayores a 30 días, además de los costos de los tratamientos.

José Antonio Magaña, representante de México ante el Consejo Interamericano de Falla Cardíaca de la Sociedad Interamericana de Cardiología, destacó la importancia de que los pacientes sean bien atendidos, ya que esta enfermedad suele mermar la calidad de vida de los pacientes y llevarles a una muerte prematura.

“Conforme más avanza la enfermedad, más vamos a esperar una caída de la función del corazón y eso disminuye la calidad de vida y la expectativa de vida”, dijo.

Explicó que a pesar de la existencia de avances importantes en el tratamiento y diagnóstico de la insuficiencia cardíaca, en México la magnitud de la enfermedad y el impacto en la mortalidad y morbilidad sigue en aumento.

Parte de esto se debe a la alta prevalencia de enfermedades precursoras como la hipertensión, diabetes y obesidad en la población mexicana, así como a la necesidad de homologar la atención de la insuficiencia cardíaca en el sistema de salud.

Entre los tratamientos existen medicamentos, marcapasos y trasplantes de corazón, aunque el objetivo es que estos últimos se utilicen en casos realmente extremos.

Por ello, dijeron, es importante el diagnóstico y tratamiento temprano para evitar llegar a las últimas opciones de tratamiento.

Con información de EFE