¿QUÉ ALIMENTOS PROVOCAN EL HONGO NEGRO Y CÓMO ENTRA AL CUERPO?

Crece en alimentos como ciruelas, uvas, jitomates, panes, tortillas y otro tipo de frutas y verduras que se encuentran en proceso de descomposición.

¿QUÉ ALIMENTOS PROVOCAN EL HONGO NEGRO Y CÓMO ENTRA AL CUERPO? Foto Especial

Ciudad de México; 25 de junio de 2021.

En las últimas semanas hemos escuchado sobre el “hongo negro” o mucormicosis, que se presenta en pacientes diabéticos con Covid-19 en varios países como México e India, pero ¿Qué alimentos pueden provocarlo?

La investigadora de la Unidad de Micología del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM, Laura Castañón Olivares, explica que la mucormicosis “es causada no por hongos negros sino del orden de los mucorales generalmente pertenecientes al género Rhizopus”.

“Al igual que otros mucorales, los hongos del género Rhizopus están formados por un micelio, es decir, por un conjunto de hifas o filamentos pluricelulares que adquieren la apariencia de una pelusa primero blanca y luego gris”, detalló.

Explicó que crecen en alimentos como ciruelas, uvas, jitomates, panes, tortillas y otro tipo de frutas y verduras que se encuentran en proceso de descomposición.

Castañón Olivares destacó la importancia de revisar el estado en el que se encuentra la comida que ingerimos.

Recordó los humanos convivimos recurrente con este tipo de hongos, los cuales normalmente no provocan afectaciones a la salud, pero agregó que “necesitan un factor de oportunismo como la diabetes, en la que los niveles de glucosa no están dentro de los parámetros aceptables y entonces surgen problemas de salud”.

“Como el organismo de estos pacientes diabéticos no dispone de la insulina suficiente para permitir que la glucosa penetre en las células y les proporcione energía, comienza a metabolizar las grasas y a producir cuerpos cetónicos que circulan en la sangre. A esto se le conoce como cetoacidosis”, señaló.

Respecto a la relación de los pacientes Covid-19 con la mucormicosis, indica que la gravedad recae en su sistema inmunológico deprimido ya que al haber enfrentado al SARS-CoV-2 y estar en recuperación, las infecciones por hongo negro suponen un riesgo más alto.

El nutricionista, Luis León explicó que otro factor negativo es la automedicación, “los corticoides suministrados a estos pacientes (Covid-19) suprimen de manera importante al sistema inmunológico”.

Esto hace que “los diabéticos con enfermedades infecciosas y alto consumo de esta medicina supriman sus glóbulos blancos y la salud decaiga”, agregó.

Laura Castañón Olivares explicó que “cuando inhalamos un hongo del género Rhizopus u otro mucoral del aire o, por ejemplo, de una fruta contaminada antes de que nos la comamos, penetra en nuestro organismo por la nariz y, si nuestras defensas inmunológicas están bajas y no pueden eliminarlo, coloniza los senos paranasales y, con sus enzimas, entra en el torrente sanguíneo, se esparce y destruye tejidos suaves y hueso”.

Detalló que “sus hifas pueden formar pequeños émbolos, taponar los vasos sanguíneos y, de esta manera, impedir la irrigación de los tejidos y propiciar su necrosis. Lo más habitual es que el hongo afecte el área orbital de la cara; en casos avanzados invade la zona cerebral y da lugar a una mucormicosis rino-cerebral o cráneo-facial”.

Con información de: Noticieros Televisa